COLONIZADORES DE PROGRESO

COLONIZADORES DE PROGRESO

Corregimientos de Boyacá se llamó en sus comienzos la población de Acacías, como un homenaje de los fundadores de la población a los llaneros que participaron en la gesta libertadora de Colombia en la Batalla de Boyacá.

06 de agosto 1996 , 12:00 a.m.

El 7 de agosto de 1920 se constituyeron en sesión los comisionados por el concejo municipal de San Martín para demarcar el sitio donde debía fundarse la población del corregimiento de Acacías. Participaron el padre Alejandro Salaún, el cura párroco Quintín Chaquea, el vicepresidente del concejo Félix María Niño, el alcalde de San Martín, Manuel R. Zúñiga, el doctor Pablo E. Riveros, vocal del cabildo, la directora de la escuela, alumnos y los vecinos del lugar.

Hacia las 10 de la mañana se procedió al examen del terreno teniendo consideración para que la comunidad no afrontara dificultades con las aguas, la solidez del terreno, la vía que conducía al Vaupés y las condiciones higiénicas se determinó la siguiente demarcación: del punto conocido como Paso de la Colonia en el río Acaciítas línea recta al sur hacia el río Acacías, este aguas arriba hasta encontrar la desembocadura del caño Playón, de aquí una recta al norte hasta encontrar el río Acaciítas y este aguas abajo hasta encontrar el primer punto de partida. También se acordó que en la parte oriental se dejó un lote que fue dividido por la mitad y destinado para el hospital y para los ensayos agrícolas de las escuelas, en el otro se demarcó la plaza de mercado y en la manzana oriental se trazó el punto donde se construyó la iglesia, la casa cural y oficinas públicas.

Hombres nacidos en el Tolima, Huila, Santander y Cundinamarca fueron llegando a lo que es hoy Acacías recién terminada la Guerra de los Mil Días para fundarse en sus montañas. Se destacan Cornelio Cárdenas, Juan Manuel Cárdenas, Juan Rozo Moreno, Enrique Rozo, Neftalí Baquero, Francisca Ladino, Anatolio Díaz, Antonio Cubillos, Oliverio Reina, Pedro Mancera, Isidro Rodríguez, Alejandra Rodríguez, Ruperto Melo, Angel María Camelo, Rosendo Hernandez Pabón, Benjamín Gutiérrez, Helena de Baquero, Plácido Castro, entre otros.

Posteriormente se determinó adoptar el nombre de Acacías. Según el libro Acacías 74 años de Historia escrito por el exalcalde de la población, Carlos María Hernández, el nuevo nombre derivó de un árbol llamado Acacia. Cuenta la historia que el doctor Pablo Emilio Riveros se encontraba almorzando en una finca de su propiedad, llamada San Pablo, hoy La Conchita, observó con detenimiento la sombra que le daba el árbol de Acacia. De ahí surgió el nombre que hoy tiene la población.

El primer corregidor fue Gregorio Jácome Calderón, excomisario del Vaupés, natural de Ibagué (Tolima), quien ocupó el cargo durante 45 días. El primer comisario de policía y único fue Baldomero Jácome Calderón; juez territorial, Alcídes Mogollón; policía intendencial, Roque María Agudelo; policía veredal, Elías Castro; colector de rentas, Rosendo Hernández Pabón; telegrafista, Aparicio Torres Carrillo; mensajero supernumerario, Carlos María Hernández; maestra de escuela, Margarita Castro de Riveros; comisión catastral, Alberto Patiño.

Las disposiciones oficiales se hacían conocer al público por medio de un tambor confeccionado en cuero de cachufe,reforzado con un arco de bejuco y los torniquetes en pedacitos de madera fina sostenidos de un aro de alambre dulce para apretar con taraba. Para el llamado de las gentes se daban 3 toques y en el redoble el tambor decía quien quiera empedrar concurra aquí, pero ya , las gentes se reunían en redondo del empedrado que había en el centro de la plaza (hoy el parque) para enterarse de las decisiones de las autoridades.

La primera querella se ventio en la inspección de policía entre José Rey y Esposaria de Cárdenas, por chismes. Entre los médicos se destacaron Pablo Emilio Riveros Reina (fundador), Benjamín Camaño, Misael Chaquea y Plácido Castro; como abogados Héctor Gómez y Pablo Rey; Neftalí Baquero y Francisca Ladino se destacaron por la venta de almojabanas, pan de yuca, pan de sagú y guarapito caliente; Hercilia Rincón, fue la primer modista; Miguel Pardo, el primer peluquero; Cristóbal Lozano era el vendedor de carne; José Nicodemus Salcedo (fundador del partido Radical de Acacías), fue el carpintero. En 1924 se nombró a José León Sijstermans, holandes, como el primer párroco.

Durante 26 años, 7 meses y 27 días Acacías fue corregimiento perteneciendo administrativa y políticamente a San Martín, hasta el 27 de abril de 1947 cuando el presidente de la República, Mariano Ospina Pérez dictó el decreto 1353 para ascender al corregimiento de Acacías a la categoría de municipio. Josué Hernán Patiño Palomino fue el último corregidor. El farmaceúta bumangués Juan de Jesús Diaz Ortíz fue el primer alcalde. Hernando Romero Díaz fue el último alcalde nombrado por decreto y el coronel (r) Carlos Jualio Plata Becerra el primer mandatario de elección popular.

Pablo Emilio Riveros Reina Médico y filántropo, con conocimientos en Ingeniería. Nacido en Une (Cundinamarca) el 30 de junio de 1873, llegó por primera vez a los Llanos Orientales como medico de las Fuerzas Revolucionarias del general Avelino Rosas, luego de estar en el Tolima y pasar a San Martín. Inicialmente se estableció en Cumaral donde ayudó a la comunidad formulando drogas. Estuvo en el Vaupes atraido por la fiebre del caucho.

Luego se radicó en San Martín donde empezó a definir la fundacion de lo que es hoy Acacias. Se destaco por su afán de ayudar a construir trochas para facilitar medios de comunicación a los habitantes de la región.

Fue padre de tres varones, José, Guillermo y Jeremías, de quien se cree que todavía vive. Estuvo casado con Susana Rincón. El 4 de diciembre de 1924 falleció en Villavicencio, víctima de una neumonía.

Juan Rozo Moreno Agricultor, nació en Gutiérrez (Cundinamarca), el31 de diciembre de 1888. Falleció en Acacías el 9 de junio de 1962 a causa de una insuficiencia cardiaca.

Fue uno de los colonizadores importantes para el desarrollo de Acacías; al igual que el doctor pablo Emilio Riveros Reina, con quien sostuvo permanentes polémicas, tuvo visión para ayudar a definir lo que sería Acacías.

En su honor se creó el colegio Juan Rozo, que inicialmente funcionó en la escuela Juan Mellao.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.