LINA CANTILLO, SLO PARA HOMBRES!

LINA CANTILLO, SLO PARA HOMBRES!

Desde niña sintió que su destino estaba en el diseño de modas. Era algo que sentía con mucha fuerza. En Barranquilla, su ciudad natal, cada vez que la invitaban a un cumpleaños era ella misma quien decidía qué ponerse, sin derecho a que mamá o papá opinaran al respecto.

06 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Desde niña sintió que su destino estaba en el diseño de modas. Era algo que sentía con mucha fuerza. En Barranquilla, su ciudad natal, cada vez que la invitaban a un cumpleaños era ella misma quien decidía qué ponerse, sin derecho a que mamá o papá opinaran al respecto.

Viajó a los Estados Unidos, donde estudió en un internado, pero su padre la hizo regresar a La Arenosa. Ingresó al colegio Lindon B. Johnson donde terminó el bachillerato. "No era mala estudiante, pero siempre tuve matrícula condicional porque no me gustaba estar con las niñas de mi curso, permanecía siempre con las grandes", recuerda.

Lo que sí tenía bien claro era que su futuro estaba destinado a la moda. Nunca dudó de su vocación, por eso su padre, una vez terminó secundaria, la mandó para Bogotá para que estudiara en la escuela de modas Arturo Tejada. Pero el sueño de Lina era seguir esa carrera en Italia.

Al cumplir el primer año de estudios en la capital del país no aguantó más y viajó a Milán. "La verdad fue que me volé. Yo se lo advertí a mi papá, pero nunca lo tomó en serio. La sorpresa fue grande para él, cuando lo llamé desde allá a contarle que estaba en esa ciudad y cuánto costaban mis estudios", cuenta.

Una vez en Italia, empezó a vivir intensamente el auge de la moda en Europa. Esto la llevó a descubrir que se iba a dedicar al diseño de ropa para hombre. "Llegar a Milán fue muy impactante para mí al ver cómo vestían ellos, se divertían haciéndolo con combinaciones divertidas. Me fui metiendo por esa onda, porque me parecía muy monótona la forma de vestir del hombre colombiano", comenta.

Sin embargo, la tarea de crear diseños acordes con la mentalidad del género masculino de este país ha requerido de mucha dedicación y trabajo. Con esto ha logrado convencer a los señores, a los jóvenes, de la importancia del buen vestir.

Por sus tiendas, que ya tiene en Bogotá, Barranquilla, Cali, Miami, han pasado todo tipo de hombres en busca de una nueva imagen y la felicidad de ella es poder atenderlos y recomendarles lo que mejor les queda. "Vienen muchachos desde los 18 años que ahorran todo el mes para comprarse la ropa de los fines de semana, asimismo, mucho ejecutivo joven, que no quiere verse tan clásico y también señores ya entrados en años. A ellos les gusta sentirse bien y entienden la moda" agrega Lina.

Pero su labor, más allá de crear nuevos modelos para el hombre, está en adaptar la tendencia de la moda internacional a Colombia. Los clientes a veces la regañan porque es difícil asimilar esas tendencias, pero lo interesante está en que acaban gustando e imponiéndose.

Algo que asegura Lina es que tiene que arriesgar mucho para que el hombre deje de ser tan tradicional. Es importante mostrarle al cliente que existen nuevas opciones y vale la pena probarse algo diferente, así sabrá cómo se siente y podrá ver la reacción de la gente ante su nueva imagen.

Cantillo para crear se fija en detalles mínimos que la inspiran y de ahí salen sus diseños. Le encanta anotar todo lo que se le viene a la cabeza. Dice no tener un escenario definitivo para realizar sus creaciones, "es más el sentimiento en el que vivo constantemente. Cuando se está tranquilo y feliz con lo que se hace y el amor que se le ponga al trabajo, se logra el ambiente ideal para que lo que hago a diario sea cada vez mejor", comenta.

Para ella los pinos, sus tallos y las ramas, el color del coñac, una chimenea o una biblioteca antigua generan un ambiente inspirador. "Esa fue mi inspiración para la colección otoño-invierno que, por lo general, lo hago muy clásica, con una mezcla de colores bastante cálidos y fríos", explica.

La tendencia de su colección primavera-verano la define como "trapitos creativos para el calor". Se inspiró en el estudio de las culturas pioneras del mundo, los marginados como fueron los piratas y los gitanos. Es una mezcla de colores muy fuertes, telas muy fluidas, la danza alrededor del fuego.

Proyectos y sueños.

Para Lina Cantillo el futuro es muy importante, pero tiene claro que para lograr cosas importantes más adelante debe hacer las cosas bien en el presente. Por eso su proyecto diario es mejorar la calidad de todo su trabajo. De esta manera darse a conocer en Europa. "La próxima meta en Estados Unidos es Nueva York".

Para lo que viene en este semestre está centrado en el lanzamiento de su tienda en Chicago, que abrirá sus puertas el próximo 4 de agosto, con un desfile muy importante. Tiene otra invitación a París y una presentación privada en el Bogotá Fashion.

Lina Cantillo recuerda con cariño su natal Barranquilla. Extraña las brisas de diciembre. "Son únicas en el mundo, sólo se sienten allá y hacen que el ambiente navideño sea especial". Va muy poco y cuando lo hace es por uno o dos días, entonces no tiene mucho tiempo libre y el poco que le queda, lo dedica a sus hijos y su esposo.

Hoy en día, con la apertura de varias tiendan en el país y en el exterior, dice que su carrera ha evolucionado velozmente. "Esto me ha hecho madurar demasiado rápido en los cuatro años de carrera que voy a cumplir en septiembre", comenta Lina.

Así, sus metas serán fáciles de alcanzar y pronto el sueño de exponer en las vitrinas europeas sus diseños será realidad porque su disciplina y constancia la llevaran a conquistar lo que se proponga.

LO QUE ESTA DE MODA.

La tendencia de moda de Lina Cantillo en su colección primavera-verano para esta temporada:.

* Camisas de colores vivos como rosados, verdes y azules fuertes. El camel, siempre vigente.

* Camisas con cuellos un poco más largos de lo normal y con puños para mancorna o clásicos, de dos botones.

* Camisas casuales con muchos cortes y combinaciones. Unas se llevan por fuera del pantalón, con borde de diferente color y todas de manga corta, muy de acuerdo con las tendencias internacionales.

* Las mancornas son tan importantes como el collar a las mujeres. Resultan elegantes y dicen de un hombre que está vestido correctamente para la ocasión.

* En texturas linos, poliéster liviano y paños ligeros para el clima frío.

* Chaquetas de uno o dos botones para siluetas como las de el hombre colombiano, de estatura media, pues las de tres o cuatro botones no le favorecen mucho.

* Solapas muy discretas, máximo de 7 cms.

* En calzado, la punta chata y cuadrada y las tipo Aladino, un poco levantadas.

NUNCA DEBE FALTAR EN EL CLOSET:.

* Un saco de cuello tortuga, negro y una chaqueta de cuero liviana en color miel.

* Tres vestidos básicos: negro, gris y azul oscuro, cada uno en un solo tono. Con estos se pueden combinar camisas en toda la gama de rosados, lilas, grises y azules.

* Por supuesto, las camisas blancas son imprescindibles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.