UÑAS ENCARNADAS, UN MARTIRIO!

UÑAS ENCARNADAS, UN MARTIRIO!

Algo que moleste en el pie incomoda muchísimo. Puede tratarse de una simple piedrecilla en el zapato o aún peor, de un esguince o dolor en una uña. Los pies deben mantenerse en perfectas condiciones. Se puede gozar del mejor estado de salud, pero si algo inadecuado sucede en ellos, seguro que hasta la persona más sana, se siente enferma y a veces inútil, pues en los pies reposa gran parte de las tareas que se realizan a diario. Uno de los problemas que más incapacita a las personas son las llamadas uñas encarnadas, denominadas así, porque se incrustan y crecen debajo de la piel.

13 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Algo que moleste en el pie incomoda muchísimo. Puede tratarse de una simple piedrecilla en el zapato o aún peor, de un esguince o dolor en una uña.

Los pies deben mantenerse en perfectas condiciones. Se puede gozar del mejor estado de salud, pero si algo inadecuado sucede en ellos, seguro que hasta la persona más sana, se siente enferma y a veces inútil, pues en los pies reposa gran parte de las tareas que se realizan a diario.

Uno de los problemas que más incapacita a las personas son las llamadas uñas encarnadas, denominadas así, porque se incrustan y crecen debajo de la piel.

En palabras del ortopedista Francisco José Cabal lo que sucede en este tipo de uña es que sus extremos laterales se introducen dentro de la piel porque esta se torna ganchosa , de ahí que cuando se encarna, duela mucho. Estos casos son muy frecuentes en la uña del dedo gordo del pie, por ser esta la más gruesa y la que está más rodeada de piel, pues hay más espacio para que se pueda encarnar.

Prevenir la aparición de uñas encarnadas es, sin duda, la mejor estrategia para enfrentar este problema, pero el tratarlas a tiempo también ayuda, pues cuando se dejan avanzar pueden producir una infección mayor, con un dolor aún más fuerte.

Un corte para lamentar.

Las uñas encarnadas no discriminan edad ni sexo, aunque es frecuente que se presenten en las personas mayores. Estas pueden surgir por tres razones principales que a continuación explica Luis Guillermo Castro, ortopedista, traumatólogo y cirujano de pie y tobillo:.

* Mal corte. Esta es la causa más frecuente para que la uña se encarne, pues un corte inapropiado predispone a este problema, porque si se redondean excesivamente las uñas de los pies, los bordes laterales se debilitan y se curvan. El que se intente quitar las cutículas igualmente induce a que la uña se encarne, más si se tiene en cuenta que el pie está sometido la mayor parte del tiempo a la presión del zapato. Esto provoca un dolor terrible a los lados de la uña, pero hay que tratarla con sumo cuidado para evitar un riesgo mayor.

Es común que las personas que padecen este problema se molesten la uña e intenten levantarla, algunos hasta se ponen algodones y lo que hacen es provocar una infección, que de no controlarse, puede llegar al hueso, al punto que si se deja avanzar, la persona está en serio riesgo de perder la uña y en casos crónicos, el dedo.

Es común que esto suceda en personas mayores, pues como lo señala Cabal, ellos tienen una historia prolongada de mal corte, de ahí que casi no se vea en niños.

* Hongos. La segunda causa que hace que las uñas se encorven son las micosis ungueales, una infección ocasionada por un hongo que suele propagarse con el pedicure, cuando se cortan las uñas con un elemento contaminado. El hongo penetra en la uña, pues esta suele ser un medio ideal para vivir, y lo que hace es debilitarla y ablandarla, para que a la presión del zapato, se arquee y se clave dentro de la piel.

La gente que trabaja en lugares húmedos son susceptibles a contraer el hongo, pues generalmente este viene de la tierra y de las plantas. El hongo también puede instalarse cuando la uña ha sufrido algún trauma o golpe.

* Por fisonomía. Existen personas con uñas especiales , pues dadas sus condiciones genéticas tienen forma de pinza o gancho y por ende, tendrán la tendencia a encarnarse.

Ayudas caseras o la cirugía.

Algunos tratamientos en casa pueden ayudar a que las uñas encarnadas se mejoren y por tanto, no progresen hacia una infección. Castro recomienda:.

* Cuando la uña está enterrada, es preciso cortarla en la punta y en el centro en forma V para que así tienda a crecer precisamente hacia el centro y no hacia afuera.

* Si no mejora con este método hay que consultar con un especialista, quien podrá formular la colocación de un clip ungueal. Este es un elemento plástico que se adhiere a la uña con el fin de enderezarla. Algunos traen forma ovalada o de T .

* En caso de que ninguno de estos tratamientos funcione y la uña continúe incrustándose dentro de la piel, con riesgo de infección, lo más conveniente es realizar una cirugía. Esta consiste en retirar el fragmento de uña que molesta, incluida su matriz ungueal o sitio donde nace, pues de lo contrario va a volver a crecer. Nunca se retira toda la uña, sino solo la franja o pedazo que se encarna.

Toda uña encarnada debe ser consultada y en lo posible evitar automedicarse o curarse por sí mismo.

* La uña del pie no se debe cortar en forma curva, sino recta, siguiendo la forma del dedo (cuadrada) y no cortar las esquinas hasta el interior.

* Se debe evitar molestar los bordes de las uñas o quitar las cutículas.

* A la hora de realizarse un pedicure, lo ideal es que toda persona lleve sus propios elementos para evitar contaminarse con alguna infección.

* No usar calzado apretado, pues esto predispone a que una uña encarnada se agrave aún más.

* No colocar debajo de la uña algodones o pedacitos de motas como método para impedir que esta se siga metiendo en la piel. Esto, en vez de sacarla, la infecta.

* Es preciso mantener los pies secos. Si se trabaja en lugares húmedos, lo mejor es protegerse adecuadamente.

* Siempre se debe consultar con un especialista y no automedicarse o por sí mismo solucionar el problema, pues el automanejo de una uña encarnada muchas veces predispone a que se complique más.

* Existe un grupo de personas que requieren cortes muy cuidadosos de las uñas: ancianos, diabéticos, los que sufren de artritis reumatoidea o cáncer, pues ellos están en alto riesgo de infectarse por ser seres inmunosuprimidos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.