EL OZONO, UN CONTAMINANTE DE MUSEO

EL OZONO, UN CONTAMINANTE DE MUSEO

Los episodios de contaminación por ozono, un gas venenoso cuya concentración en la atmósfera alcanza en ciertas épocas niveles preocupantes, no causa solo trastornos físicos en las personas sino que daña irreparablemente los bienes culturales. (VER INFOGRAFIA: SMOG FOTOQUIMICO)

12 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Los expertos han advertido de la gravedad de estos episodios que últimamente se repiten con frecuencia en las grandes ciudades por efecto de las altas temperaturas.

Los niveles alcanzados son mucho más elevados de lo que oficialmente se reconoce y superan los límites de riesgo, no solo para las personas con problemas respiratorios, sino también para las obras de arte. Con la diferencia de que las afecciones pulmonares pueden ser transitorias en las personas, pero resultan mortales para colecciones y objetos imposibles de reproducir de los museos.

Cuadros de grandes maestros, colecciones de joyas, numismática, archivos y bibliotecas, tejidos, muebles, animales disecados, especímenes biológicos, cuero, pergaminos, plumas, metales, todo puede ser mortalmente atacado por el ozono si no se ataja el mal.

Según los químicos especializados en la conservación del patrimonio artístico, el daño es proporcionalmente mayor cuanta más luz entra en los sitios donde se encuentran las obras. Por ello, solo la permanencia de las colecciones entre paredes sin ventanas ayuda a prevenir sus efectos dañinos.

El ozono es un gas venenoso que se encuentra de forma natural en proporciones mínimas en la atmósfera y cuyas concentraciones en el aire que respiramos aumenta de forma espectacular en las ciudades industriales. La concentración de ozono en estas ciudades es todavía mayor cuando presentan una insolación elevada como ocurre en épocas de intenso verano.

La concentración aceptada como normal es de 30 a 50 microgramos por metro cúbico. Por encima de estos niveles se puede hablar de contaminación fotoquímica.

Además de la luz solar intensa, para que la concentración de ozono se aumente es necesario otro ingrediente: un elevado índice de vehículos a motor.

Nadie levanta la voz contra el efecto destructor del gas sobre los materiales orgánicos que se conservan en los depósitos del patrimonio cultural. Los químicos han demostrado que cada molécula de ozono que reacciona con la superficie de un objeto de museo provoca que 100.000 moléculas de oxigeno también reaccionen con el.

Las consecuencias para el patrimonio y en especial para los materiales orgánicos son desastrosas: el ozono, ademas de reaccionar directamente sobre todos los dobles enlaces, oxida las moléculas grandes tales como la celulosa, que es el componente principal del papel y las telas, por lo que archivos y museos con óleos sobre tela y textiles son los más expuestos.

La destrucción de la celulosa provoca una descomposición de los soportes sobre papel y todos los tipos de tejidos de algodón y lino. No solo estos materiales son atacados. También las pinturas, los muebles, los especímenes biológicos, el cuero, los pergaminos y las plumas resultan dañados.

El ozono aumenta la oxidación del cobre, el hierro y en general todos los metales y aumenta el ennegrecimiento de la plata por efecto del ataque de los sulfuros.

Los museos y archivos que se construyen sin tener en cuenta que su función prioritaria es la conservación de las colecciones y se edifican con grandes ventanales, puertas y elementos luminosos permiten una fácil entrada de la alta humedad y temperaturas externas.

Esto permite la agresión de los objetos por la luz. La consecuencia inmediata es un espectacular aumento de contenido de los gases contaminantes procedentes de combustiones y de humedad relativa en el interior de estos espacios, lo que provoca agresiones graves del patrimonio.

* La Vanguardia/Barcelona

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.