Secciones
Síguenos en:
BAYER Y SIEMENS, EN CRISIS

BAYER Y SIEMENS, EN CRISIS

Definitivamente este mes de agosto ha sido negro para dos de las empresas productoras alemanas más grandes e importantes alrededor del mundo: Bayer y Siemens.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de agosto 2001 , 12:00 a. m.

Definitivamente este mes de agosto ha sido negro para dos de las empresas productoras alemanas más grandes e importantes alrededor del mundo: Bayer y Siemens.

Mientras en el mundo entero el escándalo protagonizado por Bayer y su producto farmacéutico contra el colesterol Baycol o Lipobay, crece en magnitud y amenaza con desestabilizar seriamente, el futuro de esa multinacional germana, una tragedia de enormes proporciones en términos financieros y de prestigio parece venírsele encima a la productora electrónica Siemens.

En el caso de Bayer el medicamento ha causado la muerte de por lo menos 81 personas según una organización de defensa al consumidores de Estados unidos conocida como Ciudadano público .

Las muertes, al parecer, fueron consecuencia de un efecto secundario llamado rabdamiolisis, que es un proceso de autodestrucción de las células musculares y que en casos graves produce un fallo del hígado.

Según el Instituto Federal Alemán para el control de los medicamentos, el deceso de los pacientes se produjo en el contexto temporal de la toma del medicamento recetado. En el reporte que incluye a 7 casos en Alemania, también se habla de víctimas en los Estados Unidos, Francia y España.

Según informaciones del citado instituto 6 millones de pacientes, en el mundo entero, fueron tratados con este medicamento.

Como si fuera poco, a lo anterior, se suman los reportes de 5 millonarias demandas contra Bayer interpuestas por poderosas firmas de abogados, cuatro de ellas en los Estados Unidos y una más en Francia, cuyo desenlace muy seguramente se tendrá noticia a todo lo largo de este ano.

Si en Bayer llueve....

Por su parte, la tormenta de Siemens tiene que ver con una millonaria demanda interpuesta, en la segunda semana de agosto, por los familiares de las víctimas del funicular con 180 pasajeros que fue presa de un incendio a su paso por un túnel en los Alpes austríacos el 14 de noviembre del 2000.

El recuerdo de la tragedia todavía estremece a los Alpes. De los 180 pasajeros del tren solamente nueve alcanzaron a salir con vida del mismo, a través del agujero de una ventana. El resto de personas murieron calcinadas.

Según un extenso artículo del diario Financial Times Deutschland, los familiares de las víctimas acusan a Siemens de haber equipado el funicular de la montaña con instalaciones eléctricas defectuosas lo cual habría jugado un papel preponderante en el registro de la tragedia y su oscuro desenlace.

En su demanda, el abogado de los familiares de las víctimas, pretende demostrar que la falla en el sistema eléctrico del funicular de los Alpes, fue, por lo menos, corresponsable del comienzo del incendio.

Así mismo argumenta que el sistema electrónico defectuoso (también de Siemens), impidió la apertura de las puertas del tren e imposibilitó la comunicación de la tripulación con el exterior.

Sin estas fallas, según el abogado, se habría podido rescatar con vida a muchas de las víctimas y no se habría producido la muerte lenta por asfixia e incineración de los pasajeros.

La cuantía de la demanda contra Siemens asciende al pago de una indemnización simple de hasta 500 millones de dólares en caso de que los demandantes ganen el pleito.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.