LOS CONTROVERTIDOS ARTÍCULOS DE LA CONVENCIÓN

LOS CONTROVERTIDOS ARTÍCULOS DE LA CONVENCIÓN

En la convención colectiva firmada el jueves, Telecom se comprometió, a nombre del Gobierno, a realizar un estudio que analice la conveniencia para el país del proceso de apertura en el orden técnico, económico y social. Una vez concluido el estudio, se convocará a un foro con la participación de todos los interesados. Las conclusiones y determinaciones del estudio se adoptarán a partir del primero de agosto de 1997, por parte de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones .

11 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Según un parágrafo de la convención, la revisión del estudio se hará en seis foros regionales y uno nacional o internacional, que serán financiados por Telecom y coordinados por el Ministerio de Comunicaciones y los sindicatos de base, Sittelecom y de Industria de los Trabajadores de las Telecomunicaciones (ATT).

Según Julio Molano, presidente saliente de Telecom, una vez realizado el foro sobre la apertura, que busca que todos los interesados puedan plantear sus objeciones, inquietudes y propuestas, a más tardar el primero de agosto de 1997 la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones adoptará las conclusiones y determinaciones que se tomen. En la práctica esto significa que el proceso se definirá a más tardar en agosto de 1997, solo 5 meses más que la fecha inicialmente definida en marzo de 1997 .

Sin embargo, inversionistas consultados por EL TIEMPO aseguraron que no es cierto que el aplazamiento se reduzca a cinco meses. La explicación está en que tal como se estaba desarrollando el proceso antes del aplazamiento, los dos nuevos operadores estarían en servicio en marzo de 1997, mientras que con la convención, en agosto de 1997 apenas se estaría reglamentado la iniciación del proceso de concesión de licencias para la prestación del servicio de larga distancia nacional e internacional. Esto significa, en la práctica, un retraso de por lo menos dos años.

Además, esta situación se daría en el supuesto de que se llegara a un acuerdo en los foros, en los que se tendrían que conciliar los intereses de grupos tan diversos como sindicatos, inversionistas privados y operadores internacionales.

Lo más probable es que en estos escenarios se cambien las condiciones económicas que ya se habían fijado a los potenciales inversionistas.

Molano coincide con los sindicatos en que el negocio se iba a entregar por un muy bajo precio. Según él, los dos grupos interesados no harían puja en la subasta y llegarían a un acuerdo para pagar solo 300 millones de dólares, 150 por cada licencia. Por 300 millones de dólares entrarían a disfrutar por un negocio de 800 millones, recuperarían su inversión en tres años , dice.

En el supuesto contrario, que no se llegara a un acuerdo en los foros, la apertura de la larga distancia se postergaría indefinidamente, pretensión que tenía el sindicato cuando se inició la negociación de la convención colectiva.

Otro de los puntos polémicos contenidos en la convención colectiva firmada por el Gobierno está en la discrecionalidad que se otorgó a Telecom para alquilar su infraestructura, capacidad de transporte, instalaciones suplementarias y tránsito, pues Telecom podría frenar a discreción la entrada de cualquier operador internacional, ya que estos no cuentan con estos recursos y establecerlos podría tomarles varios años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.