Pablo Carbonell 'toreó' al Rey

Pablo Carbonell 'toreó' al Rey

Hasta hace unos años, nadie le hablaba directamente al Rey de España en eventos y ruedas de prensa. Había un protocolo... Hasta un día en que el vocalista de Los Toreros Muertos Pablo Carbonell se convirtió en periodista del programa de TV Caiga quien caiga y se atrevió a 'tomarle el pelo' a don Juan Carlos. Y pasó lo que nadie esperaba: le cayó en gracia y hasta se volvieron amigos.

30 de junio 2011 , 12:00 a.m.

"Debe ser molestísimo ser rey. Lo peor: adonde quiera que vaya, le ponen el himno de España", sentencia Carbonell, quien no se cansa de ser impertinente por esa naturaleza que hizo inevitable la resurrección en el 2007 de Los Toreros Muertos, su banda, junto con Guillermo Piccolini y Many Moure, y que vuelve al país para una gira con diferentes presentaciones en Bogotá y Medellín, una de ellas para el noveno aniversario del bar Full 80's.

Los Toreros fue la banda insignia del llamado 'rock en tu idioma' que sacudió el Concierto de Conciertos, de 1988, cantando "Pilaaaar no tiene bicicleta, pero tieeeeene un buen par de...", o la diurética "Y sale de mí una agüita amarilla, cálida y tibia".

Aunque los años han pasado, Los Toreros parecen vigentes y, por qué no, un mal necesario. Pero, sin duda, los aclaman los amantes de los años 80, época en la que muchas cosas eran posibles.

"Íbamos contra la radiofórmula y el fabricar artistas a través de programas de televisión a los que volvían estrellas dándoles un espacio -explica Carbonell- . Nosotros teníamos otra personalidad, algo más valioso, y era el hecho de que defendíamos nuestros propios temas. La actitud que teníamos de hacer las canciones que nos daba la gana, fueran a ser éxitos o no, eso salvaje, anárquico; estábamos teniendo una actitud que creo que luego la juventud perdió, en pos de esa panacea que supuestamente es el éxito".

Una reedición de sus clásicos y una canción nueva conforman el álbum que Los Toreros Muertos publicaron en el 2007, para celebrar ese ingrediente que los convierte en la antítesis de los Backstreet Boys: "Les cogí manía a las cosas prefabricadas... Esos cinco niños tan monos que les hacen las canciones en un laboratorio, simplemente me repatean", añade este eterno incómodo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.