Las 'gallinas' se juegan el pellejo

Las 'gallinas' se juegan el pellejo

El popular equipo River Plate vive la hora más difícil de sus 110 años de historia, al borde del descenso, con millones de simpatizantes pendientes del desenlace, hoy, ante Belgrano (1 p.m. de Colombia por TV cerrada), que lo venció 2-0 en el juego de ida el miércoles pasado, y con la intervención del Estado para evitar actos de violencia. Debe ganar, al menos por dos goles de diferencia, para mantenerse en la A y evitar la peor humillación de su gloriosa historia: descender, por primera vez, a la categoría B.

26 de junio 2011 , 12:00 a.m.

"A matar o morir", reza amenazadora la leyenda de un cartel que fanáticos del equipo colgaron, el jueves, en la puerta del club y del estadio Monumental, antes de estallar incidentes con heridos y detenidos en choques con la policía. Fue tal la magnitud que alcanzó el proceso que atraviesa la legendaria institución, que hasta el Gobierno de la presidenta Cristina Kirchner tuvo que tomar cartas en el asunto y ordenar, para hoy, el mayor dispositivo de seguridad que se recuerde, con 2.500 policías. "No voy a bajar los brazos", dijo el presidente y gloria de River, Daniel Passarella, campeón del mundo con la Selección de Argentina en 1978, quien también es blanco de la furia de los hinchas que piden su renuncia. El Gobierno decidió que era más peligroso que los fanáticos se reunieran en las cercanías del estadio Monumental, la casa de River, que admitirlos en las tribunas por lo que el partido se jugará con público a pesar de los incidentes que se registraron. El miércoles pasado, en el choque de ida por la Promoción, una repesca de permanencia en primera, se produjo una insólita situación cuando algunos barrabravas entraron a la cancha a atemorizar a los jugadores de River. Ante situaciones similares en otros encuentros, la sanción fue jugar a puerta cerrada.

"Nunca me imaginé que River pudiera jugar en la B (segunda división). Sí pensé en San Lorenzo, Racing, Estudiantes, pero con River, nunca", dijo el ex seleccionador campeón mundial en México-86, Carlos Salvador Bilardo. River tiene que ganar al menos por dos goles de diferencia, hoy desde la 1 p.

m., para permanecer en primera división debido a que tiene ventaja deportiva (el de la A mantiene la categoría en ese caso) en caso de empate en goles.

Un eventual descenso de River a la Segunda División, donde los ingresos son menores, podría poner al club al borde de la bancarrota, pues arrastra una deuda cercana a los 19 millones de dólares. Dueño de un palmarés de títulos riquísimo, el equipo de la banda roja ganó dos copas Libertadores, una Intercontinental y 33 títulos locales que lo convierten en el mayor ganador de torneos vernáculos. Otra amenaza de los hinchas llegó a través de los foros en Internet, en los que se promueven ataques al plantel de Belgrano de Córdoba (centro). El equipo cordobés viene de ser uno de los mejores en el Nacional B, la Segunda División. River lleva ocho partidos sin ganar y perdió para el domingo a varios pilares, como el caudillo Matías Almeyda, el paraguayo Adalberto Román y Paulo Ferrari, suspendidos por acumular tarjetas amarillas. Hoy es el partido más importante de la historia centenaria de River Plate

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.