FISCALÍA ACUSARÁ A FERNANDO BOTERO POR ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO

FISCALÍA ACUSARÁ A FERNANDO BOTERO POR ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO

Una reunión extraordinaria de fiscales regionales concluyó en que el ex ministro Fernando Botero será acusado durante la audiencia especial por los delitos de enriquecimiento ilícito a favor de terceros y falsedad. Al igual que la Procuraduría, la Fiscalía considera que el ex senador sí tenía claro conocimiento de la filtración de dineros del narcotráfico en la campaña presidencial de Ernesto Samper.

09 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Uno de los testimonios que allegó la Fiscalía al expediente es la declaración del ex conductor de Santiago Medina, Humberto Nemojón Pinzón, que aseguró que Medina mantuvo informado a Botero sobre los tres viajes que realizó a Cali durante la segunda vuelta de la campaña.

Solamente dijo Nemojón cuando regresaba de Cali hacía una llamada al doctor Botero y le decía que le había ido muy bien y que todo iba muy bien. Era la única llamada que hacía del carro de él. En cada uno de los viajes hacía la misma llamada y además le decía que desde la casa hablaban. No hacía más llamadas .

El testimonio de Nemojón se encuentra dentro del proceso que la Cámara de Representantes le siguió a Samper por el supuesto ingreso de dineros provenientes del narcotráfico en su campaña a la Presidencia.

Dentro de ese voluminoso expediente se hallan varios documentos entregados por la Fiscalía a la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara. Uno de ellos tiene que ver con el rastreo de dineros que fueron entregados en la segunda vuelta a la tesorería en Antioquia y que resultaron tener su origen en las cuentas de Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela.

A diferencia de otros tesoreros y dirigentes políticos que recibieron el dinero en efectivo, el entonces coordinador de la campaña samperista en Antioquia, Silvio Mejía, se negó a hacerlo.

En la sede de la campaña en Bogotá y ante su oposición a transportar 200 millones de pesos en efectivo, Mejía recibió dos cheques por cien millones de pesos cada uno, cuyo seguimiento permitió al Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI) lograr una evidencia financiera de los aportes del narcotráfico.

Mejía recuerda que viajó a Bogotá y se reunió con el entonces gerente financiero de la campaña, hoy ex ministro Fernando Botero, a quien explicó la difícil situación económica que afrontaban los distintos movimientos políticos que apoyaban la campaña y la imposibilidad de obtener nuevas donaciones en Antioquia en el breve período existente entre la primera y la segunda vuelta electoral, según se indica dentro del proceso realizado por la Cámara La insistencia de Mejía convenció a Botero, que en calidad de gerente financiero y en presencia del coordinador de la campaña liberal en Antioquia, solicitó a Medina entregar de inmediato el dinero con destino a esa región.

Medina alistó 200 millones de pesos en efectivo y los puso a disposición de Silvio Mejía. Sin embargo, el coordinador en Antioquia se rehusó a transportar semejante cantidad, circunstancia que obligó al anticuario Medina a girarle dos cheques por valor de 100 millones de pesos cada uno a nombre del tesorero de la campaña en Antioquia, John Gómez Restrepo.

La posterior investigación del CTI de la Fiscalía señaló que la cuenta bancaria contra la cual se giraron los dos cheques 02816391-3 del Banco del Estado fue abierta a nombre de un supuesto ingeniero, identificado como Héctor Fabio López, propietario de la compañía Incole Ltda.

Conforme con los registros realizados en el momento de abrir la cuenta, la compañía Incole tenía su sede en la ciudad de Cali. La verificación llevada a cabo por los investigadores sobre direcciones y teléfonos demostró que Incole no era más que una firma similar a Agropecuaria El Diamante, Distribuidora Agrícola La Loma y Exportcafé, entre otras, empresas de fachada del cartel de Cali.

La audiencia especial contra Botero se realizará hoy y en la misma la Procuraduría recomendará que el ex ministro sea juzgado por enriquecimiento ilícito a favor de terceros, por cuanto los testimonios y pruebas que existen en el expediente desvirtúan las insistentes afirmaciones del ex senador en el sentido de que sólo comenzó a sospechar del ingreso de dineros ilegales a la campaña dos días antes de la realización de la segunda vuelta.

El Ministerio Público considera que el ex ministro no puede ser juzgado únicamente por el delito de encubrimiento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.