Los LGBTI se quejan de atropellos

Los LGBTI se quejan de atropellos

La Policía es la que le genera más desconfianza a Ginebra Muñoz. Su condición de transgenerista o travesti, hace que, según ella, sea estigmatizada por los agentes del Estado, quienes la catalogan de trabajadora sexual, consumidora de estupefacientes y hasta ladrona.

24 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Esta situación es la que a diario viven cientos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) en Medellín, según indica el informe de la Personería.

El Ministerio Público registra cuatro casos en los cuales de las palabras y las miradas intimidantes la Fuerza Pública habría pasado al maltrato físico. "Tenemos documentada una situación en la que uniformados y un vigilante privado agredieron, a principios de año, a dos travestis en el sector de la avenida 33, impidiéndoles estar cerca a un centro comercial", dijo el personero, Jairo Herrán Vargas. Lo que preocupa es que la violencia contra personas que asumen un ejercicio de la sexualidad distinto al tradicional es pan de cada día en esta capital: 111 personas han sido asesinadas en los últimos tres años por ese motivo.

Las agresiones van desde segregación en empleos hasta puñaladas y disparos con armas de fuego, pero también hay casos de abusos sexuales.

"En enero una lesbiana fue violada y quedó en embarazo. La Personería acompañó a esta víctima a quien se le practicó un aborto dada su situación", explicó Herrán. La violencia y la discriminación contra los no heterosexuales también se vive entre rejas, anota el personero Herrán, quien denuncia que las parejas de mujeres en las cárceles están aísladas y se les niega la posibilidad de vivir una relación afectiva. Así mismo, el tema llega a los tópicos del desplazamiento: 21 denuncias de ese tipo han llegado a las oficinas de Derechos Humanos. "En las comunas 13 y nororiental es donde más persiste esta práctica desarrollada por grupos armados", indícó Herrán.

Oportunidades de trabajo y estudio para los LGBTI es lo que pide Ginebra, quien manifiesta que los gays no sólo están capacitados para ser peluqueros o bailarines. "Sueño con el día en que pueda ver a alguno de nosotros trabajando en un banco o en cualquier oficina", concluyó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.