Secciones
Síguenos en:
COMUNIDADES DE PAZ, EN PLIEGO

COMUNIDADES DE PAZ, EN PLIEGO

Con la esperanza de evitar que se repita la historia de febrero de 1997, cuando se desplazaron del Urabá chocoano por el acoso de las Farc y de los paramilitares, 5.100 campesinos de esa región están tocando hoy las puertas del Gobierno. (VER INFOGRAFIA: COMUNIDADES)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de agosto 2001 , 12:00 a. m.

Con la esperanza de evitar que se repita la historia de febrero de 1997, cuando se desplazaron del Urabá chocoano por el acoso de las Farc y de los paramilitares, 5.100 campesinos de esa región están tocando hoy las puertas del Gobierno.

(VER INFOGRAFIA: COMUNIDADES).

Ellos, que en octubre de ese mismo año se declararon comunidades de paz para regresar a sus tierras, en las riberas de los ríos Salaquí, Quiparadó, Truandó, Domingodó, Jiguamiandó y Curbaradó, están sufriendo de nuevo los asesinatos y amenazas de la guerrilla y las autodefensas.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Mary Robinson, ya está al tanto de esta situación y está trabajando sobre las denuncias de los campesinos.

En San Francisco de Asís, Natividad de María y Nuestra Señora del Carmen (en Riosucio y Carmen del Darién), como se llaman las comunidades de paz, hay incertidumbre porque las Farc quieren imponer a sus milicianos.

También, porque los paramilitares hacen retenes permanentes en los que quitan los mercados y algunas veces asesinan a la gente.

Sacar de Riosucio a los enfermos, la madera o el maíz es una tragedia para los campesinos.

Cuando uno baja la madera los paramilitares preguntan quién es el patrón de uno. Si uno dice que no tiene, entonces dicen que es la guerrilla y la decomisan.

Si uno va a Riosucio por 50.000 pesos de mercado, ellos le dicen que solo puede comprar 20.000 , cuentan los líderes de las comunidades de paz, que llegaron a Bogotá para pedir ayuda.

En los últimos meses las Farc han asesinado a 18 personas y desaparecido a una. Los paramilitares han dado muerte a 21 y han desaparecido a 2. El miércoles los líderes de las comunidades tenían un cita con el vicepresidente de la República, Gustavo Bell, pero se las incumplió.

Ayer, el director del Cinep, sacerdote Alejandro Angulo, que ha hecho un acompañamiento permanente a los campesinos, llamó la atención del Gobierno y le pidió que envíe el Ejército para que los proteja de las agresiones de los grupos en conflicto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.