Contratos de los Nule pasaron por oficina paralela del IDU

Contratos de los Nule pasaron por oficina paralela del IDU

Desde una oficina paralela al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), que funcionó en un hotel a pocas cuadras de la entidad, funcionarios del Distrito y contratistas manipularon el proceso de licitación para obras de la malla vial de Bogotá y, de esa forma, adjudicaron dos contratos al Grupo Nule.

21 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Así describe la Corte Suprema de Justicia, en el expediente contra el senador Iván Moreno, el sitio en el que se planeó la entrega de los contratos 070 y 071 del 2008 a cambio de una supuesta comisión del 6 por ciento. Moreno es investigado por cohecho, concusión y contrato sin requisitos legales.

"Se ha descubierto el funcionamiento de una oficina paralela al IDU, en la cual se hicieron los ajustes requeridos para amañar estas licitaciones", señala la Corte, que cita los testimonios de Guido, Manuel y Miguel Nule, a los que les da plena credibilidad. Los Nule aseguraron que decidieron participar, en esas condiciones, después de escuchar el ofrecimiento que el senador Moreno les hizo en varias reuniones en Colombia y en el exterior. Sin embargo, las ofertas que presentaron tenían pocas posibilidades de ser aprobadas, por lo que varios funcionarios y contratistas elaboraron un pliego de condiciones amañado, rechazaron a los demás proponentes y sólo permitieron que compitieran con empresas legalmente impedidas para ser seleccionadas.

El proceso fue diseñado por el empresario Julio Gómez, según testimonios de los Nule. La oficina, dijo Manuel Nule a la Corte, operaba como un comité evaluador en la sombra y daba instrucciones a los funcionarios del IDU sobre qué ofertas rechazar. Mauricio Galofre, miembro del grupo empresarial y quien participó en esas sesiones, reconoció ante la Corte que los Nule eran los últimos en el orden de elegibilidad entre un grupo de 13 ofertas. "Así, quienes teóricamente dirigían la oficina paralela al IDU eran Julio Gómez, Emilio Tapia y Manuel Pastrana Sangre, con el conocimiento de los funcionarios del IDU, posiblemente involucrados en los hechos", agrega la Corte.

El empresario Alejandro Botero cita al funcionario Armando Mojica (subdirector de Infraestructura), a quien señala como un hombre clave para ayudarles a manejar las adiciones. La distribución de los contratos y el diseño de los procesos licitatorios se hicieron "con el conocimiento de Liliana Pardo (ex directora del IDU)y de Inocencio Meléndez (subdirector jurídico)", indica en su decisión el alto tribunal

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.