SONAJERO DE NOMBRES PARA OFICINA DE LA ONU

SONAJERO DE NOMBRES PARA OFICINA DE LA ONU

Fuentes del Centro de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra confirmaron ayer que la diplomacia española ha propuesto a sus ex defensores del Pueblo Alvaro Gil Robles y Margarita Retuerto para dirigir la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Colombia.

08 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

La iniciativa española se apoya en que, hasta el momento, es el único país que ha hecho un desembolso económico para financiar este proyecto.

En efecto, los primeros 200 mil dólares para cubrir un presupuesto de 1,5 millón de dólares que cuesta el primer año de funcionamiento de esa representación en Colombia, ya fueron depositados en la cuenta de la ONU por el Ministerio de Exteriores español.

El resto del dinero sería aportado por otros países europeos.

Precisamente, durante su corta visita a España el fin de semana pasado el presidente Samper conversó con el canciller español Abel Matutes sobre la apertura de esta dependencia en Bogotá.

Por otro lado, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, José Ayala Lasso, bajo cuya responsabilidad trabajará esa oficina, dijo ayer que espera una respuesta positiva del gobierno de Samper a su propósito de poner en marcha esa dependencia en el país.

En una reunión con varias Organizaciones No Gubernamentales (ONG), abierta a la prensa, Ayala explicó que este proyecto podría concretarse durante la visita que los viceministros colombianos Camilo Reyes y Pilar Gaitán le harán el próximo 19 de agosto.

Las atribuciones que tendría la oficina de la ONU en Bogotá fueron expuestas por Ayala al presidente Samper en abril pasado, luego de que el Gobierno colombiano aceptó el establecimiento de esta veeduría.

Colaboradores del Alto Comisionado para los Derechos Humanos aseguran que los cambios cosméticos que el gobierno de Samper desee proponer a la oficina serían posibles siempre y cuando se mantengan las siguientes facultades: vigilancia, monitoreo, recepción de denuncias y elaboración de informes públicos.

Esos documentos serían tenidos en cuenta por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU al realizar su análisis de la situación humanitaria del país.

Otros escenarios Entre tanto, la Subcomisión contra las Medidas Discriminatorias y en favor de las Minorías continúa con el análisis de las situaciones de los países donde se violan sistemáticamente y masivamente los derechos humanos.

El caso colombiano es objeto de estudio en esta célula de las Naciones Unidas.

La Subcomisión, integrada por 23 expertos nombrados por los estados, analiza la posibilidad de expedir una resolución que exija a Colombia el cumplimiento del compromiso adquirido ante la ONU de instalar una oficina en el territorio nacional.

Esta resolución sería adoptada por unanimidad el mismo 19 de agosto, día en que llegará a Ginebra la delegación diplomática colombiana.

A finales de este mes podría quedar redactado el acuerdo final que detalla cómo va a trabajar esa oficina y cuáles serán sus prerrogativas.

El anuncio será hecho a la comunidad internacional por el propio Ayala, una vez concluyan las negociaciones entre la administración Samper y la ONU.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.