Cuentista que busca el drama

Cuentista que busca el drama

"Todo lo que uno sabe, aprende, olvida o crea pasa por nuestro cuerpo. No somos ideas, sino cuerpos con ideas. Y, por lo tanto, no hay ideas que no vengan a nosotros cargadas de afectos". Esa afirmación del escritor mexicano Alberto Ruy Sánchez parece ser la luz que les dio brillo a los dos últimos libros del bogotano Julio Paredes.

18 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Escena en un bosque y Artículos propios se publicaron casi simultáneamente y, aunque cada uno tiene su identidad, existe entre ellos un rasgo común: son libros de cuentos cargados de emotividad. Esto no significa que sean 'sensibleros'; por el contrario, las anécdotas y los episodios que narran están anclados en instantes definitivos de las vidas de sus protagonistas, que Paredes tiene la habilidad de retratar con precisión. .

La antología y los artículos .

En Escena en un bosque buscó aquellos cuentos que tenían cierta imprecisión al resolver la anécdota, en lo que él llama "una especie de punta dramática".

Esto no significa que queden inconclusos; más bien, redondeados.

Este último aspecto también está presente en su libro Artículos propios, editado por Alfaguara, que debe su nombre al ingenioso modo de abordar las historias de los 13 cuentos que lo componen, pues la anécdota de cada uno está acompañada por algún elemento como una botella, una cruz, un encendedor, una pulsera o un reloj; entonces, ambos coexisten.

El lector se encontrará entonces con un par de libros que evidencian por qué Julio Paredes es una reconocida voz de la narrativa colombiana contemporánea.

Más allá de su técnica y oficio, es capaz de incluir fragmentos de la realidad y la condición del ser humano a través de pequeños intersticios por los que es posible asomarse a mundos que podrían sernos propios.

'Artículos propios'.

Una de las conquistas de este texto es que todas sus narradoras son mujeres, con voces tan bien construidas que no se oyen impostadas.

Además, está lleno de metáforas sobre límites: momentos donde un corazón o un espíritu pierde el rumbo, pero a través de ciertos objetos entrañables se abre la posibilidad de volver a encontrar la ruta precisa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.