Editorial Un país de abuelos desprotegidos

Editorial Un país de abuelos desprotegidos

Contra lo que podría esperarse de una sociedad cuya estructura está soportada fundamentalmente en la familia, el maltrato y el abuso contra los adultos mayores, que son sus gestores primarios, sigue creciendo.

18 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Los últimos reportes del Instituto Nacional de Medicina Legal sobre la materia, dados a conocer a propósito del Día Mundial de Toma de Conciencia en contra del Abuso y Maltrato de la Vejez, que se conmemoró esta semana, dan cuenta de 1.781 denuncias de violencia intrafamiliar (física y psicológica) contra mayores de 60 años en el 2010, 300 casos más que en el 2009.

Si cabe, el fenómeno resulta más indignante toda vez que los autores del maltrato son, en cuatro de cada diez casos, sus propios hijos, pese a que les asiste el deber de velar por quienes dedicaron buena parte de su vida productiva a sostenerlos.

Al parecer, no solo los agresores olvidan que los adultos mayores son un espejo del futuro de cada persona; también reflejan la forma como la sociedad concibe su porvenir. Y en ese aspecto, vale decirlo, el país está quedado.

Si bien Colombia cuenta desde hace tres años con una Política Nacional de Envejecimiento y Vejez -que en teoría cubre prácticamente todos los aspectos relacionados con este tema-, no se han dado todavía pasos consistentes hacia su aplicación.

Es más, las organizaciones e instituciones que deben ocuparse directamente del asunto siguen a la espera de la consolidación de un eje alrededor del cual se articule su trabajo y se ofrezca una respuesta coherente a los impactos generados por el rápido envejecimiento poblacional.

De acuerdo con el Dane, este año el número de personas mayores de 60 años alcanzó los 4,6 millones (9,9 por ciento del total de habitantes) y se calcula que, en el 2050, por cada individuo joven habrá tres personas mayores.

Se estima, además, que, en los próximos veinte años, el número de mayores de 80 años aumentará, en promedio, un 400 por ciento. Esto indica que la pirámide poblacional empieza a invertirse de manera significativa, así como el efecto específico de la edad avanzada en términos económicos, sociales y sanitarios sobre la población en general.

Cabe destacar que no hay dentro del sistema de salud programas consistentes para el abordaje integral de las enfermedades propias de estas edades. El alzhéimer, por ejemplo -que afecta al 6 por ciento de quienes bordean los 60 años-, alcanza el 30 por ciento entre los mayores de 80 años y el 50 por ciento entre quienes pasan de los 90. Pero la realidad muestra que hoy apenas si se diagnostica, y en porcentajes muy bajos.

El país también carece de suficientes instituciones especializadas que brinden albergue y cuidados a quienes están en mayor grado de vulnerabilidad; hoy, solo el 2 por ciento de los adultos mayores en Colombia tiene acceso a ellas. El 98 por ciento restante sigue al cuidado de sus familias, que, en no pocos casos y a juicio de las dramáticas estadísticas de Medicina Legal, constituyen un caldo de cultivo para la intolerancia, la discriminación, el abuso y el maltrato.

Existe el agravante de la dependencia económica, pues, según los cálculos más halagüeños, apenas dos de cada diez reciben algún tipo de pensión.

Es hora de que el país entero y sus autoridades se ocupen con seriedad del tema y tomen decisiones conducentes a darle vida a esta política y a crear conciencia entre los colombianos sobre el tipo de sociedad que tenemos: la de un país de adultos que envejece a pasos agigantados, que no pocas veces son atropellados o abandonados a su suerte

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.