EN POLÍTICA EXTERIOR COLOMBIA, SAMPER SE RAJA : EXPERTOS

EN POLÍTICA EXTERIOR COLOMBIA, SAMPER SE RAJA : EXPERTOS

La política exterior de la administración Samper logró poner al país en boca de todo el mundo.

06 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Los aspectos más negativos de Colombia ahora se han internacionalizado y, un día, los Estados Unidos señalan que esta es una narcodemocracia y, al otro, Venezuela nos traslada la culpa exclusiva de la proliferación del secuestro en la zona limítrofe.

Qué le cabe hacer al gobierno para salir de la encrucijada actual? Hay reversa en el deterioro de las relaciones con los Estados Unidos? Tres especialistas, el jurista Juan Manuel Charry; la internacionalista Esther Lozano, y el politólogo Rubén Sánchez hicieron una evaluación de los dos años de gobierno del presidente Ernesto Samper Pizano y este es el resultado.

Preguntas 1. Colombia se está aislando del resto del mundo por su política internacional? 2. Es recomendable que Colombia trate de sacar más partido de las diferencias que hay entre Estados Unidos y Europa, para tratar de ganar más aliados en otras latitudes? 3. Cuál sería la estrategia de Colombia para mejorar su relación con E.U. o para modificar la agenda, de manera que le permita buscar otros hechos distintos? 4. Le reconocen algún acierto a la administración Samper en política exterior en estos dos años? 5. La renuncia del Presidente serviría para mejorar la situación en el frente internacional? No se soluciona con pañitos de agua tibia JUAN M. CHARRY 1. Colombia se ha caracterizado por ser un país muy provinciano en sus apreciaciones, incluyendo los gobiernos que no le dan la suficiente importancia a las relaciones exteriores, sino una gran prioridad a los temas internos. De allí que lo que estemos viviendo es justamente eso, las deficiencias de la política interna en materia de derechos humanos, narcotráfico, repercute necesariamente en el exterior. Y lo que se debe hacer es fortalecer la política internacional, capacitar la diplomacia. Improvisamos porque no le hemos dado la suficiente importancia a las relaciones internacionales y en eso el gobierno del presidente Samper no ha hecho ningún avance. Por el contrario, le ha dado prioridad a temas internos, los ha manejado mal, ha habido incidentes como el de Serpa, como el del director del das Marco Tulio Gutiérrez, ha habido una violencia verbal que no conduce a ninguna parte buena sino que deteriora las relaciones.

En los Estados Unidos manejan una agenda y dicen: les estamos pidiendo colaboración en narcotráfico, derechos humanos, banano, comercio internacional. Si no cumplen, pues no nos sirven. Veo que el deterioro va a seguir y a mí no me extrañaría que hubiera sanciones económicas después del 30 de septiembre.

3. Tenemos un problema de corrupción de la clase política y de narcotráfico complicadísimo. Tenemos a los capos en la cárcel pero el negocio de exportación de cocaína y de narcóticos sigue igual de próspero y se siguen incautando toneladas de cocaína y descubriendo laboratorios. Las medidas que se toman acá no sirven. Tenemos que buscar, con una voluntad política real, la solución de los problemas, realizar un relevo de la clase política y plantear una solución real al tema del narcotráfico.

4. No ha habido avances significativos en política internacional. Temas como Venezuela, por ejemplo, de tanta importancia para Colombia, han estado empantanados. Aspectos como los mercados supranacionales regionales tampoco han avanzado. En el tema de los E.U., lo que uno ve es que se deteriora rápidamente. El balance que le hago al gobierno Samper es negativo. Y las proyecciones son muy pobres en lo que resta del período presidencial.

5. La renuncia del presidente Samper no solucionaría mayor cosa. Los problemas colombianos son tan graves que estamos enfrentados es a un relevo total de la clase política y de la dirigencia colombiana. Esto no se soluciona con pañitos de agua tibia.

Renuncia de Samper sería negativa RUBEN SANCHEZ 1. (No hubo respuesta).

2. Por supuesto, es fundamental. Además no olvidemos que en las relaciones internacionales todavía prima el realismo político, y dentro de ese realismo hay que jugar las debilidades del otro. Me parece que sería jugar también buscando alianzas estratégicas con otros países que están también en la mira de los E.U., como Perú, Bolivia y México. Porque resulta que estamos yendo al combate solos, exponiendo el pecho solos, y dejando que otros que están en una situación similar a la nuestra estén relativamente bien porque les sacamos las castañas del fuego.

3 Comparto puntos de vista de mis colegas pero no soy tan pesimista. También comparto la idea según la cual no podemos separar lo interno de lo externo y la de que es necesario manejar una imagen, pero añado que es importantísimo que esa imagen corresponda a realidades y no simplemente discursos que se van desvaneciendo.

El viaje que hizo el Presidente a Europa me parece importante, pero no podemos exagerar el alcance del apoyo que le dio el presidente Chirac. Francia está presidiendo la Unión Europea, pero Francia no juega sola, porque la UE implica un equipo que tiene que responder en forma unánime a la política de todos sus miembros.

4 Indudablemente es necesario reconocer que ha habido problemas muy grandes en las relaciones internacionales. Sin embargo, pienso que no es cierto, viéndolo con cierta empatía, precisamente por haber resistido en el frente internacional en unas condiciones internas muy difíciles. El caso colombiano, si se maneja bien en la diplomacia, me parece que, por la misma debilidad del país, presenta una posibilidad de juego y de negociación, un poco como lo que han logrado los cubanos.

5 Creo que renuncia no le ayudaría mucho al país porque la política internacional no puede hacerse a corto plazo. Una renuncia del Presidente en este momento, cuando la sociedad colombiana se ha polarizado, podría dar lugar a explosiones internas que hacen al país no confiable en el plano económico, político, social, y en el de las posibles estrategias que puedan hacerse en forma mancomunada y quedaríamos relegados a la condición un país inestable como Somalia, Burundi. Creo que tener el Inri del narcotráfico es un problema, pero tener el Inri de ser violento como somos, con instituciones inestables y sin proyectar un rumbo claro, eso sí que nos aísla completamente de la política internacional.

Manejo fraccionado de la política exterio ESTER LOZANO 1. Había siempre dudas sobre si la política interna de un país podía tener consecuencias graves en el exterior y estamos viendo que las va a tener funestas. Me parece que es un poco reactivo estar buscando ahora socios nuevos, haciendo visitas y coqueteos a Francia o a la Unión Europea. Deberíamos haber tenido ya muy claramente fijada nuestra política de que ellos son unos socios y muy importantes para nuestras relaciones exteriores y haber empezado desde antes a buscar estas compañías.

2. (No hubo respuesta) 3. La política exterior que se ha manejado en este período ha tenido un defecto gravísimo, es que no ha tenido una estrategia muy precisa. Pero además no ha sido dirigida como lo establece la Constitución, por el Presidente de la República a través de su ministro de Relaciones Exteriores. Habiendo tenido un magnífico Ministro, el manejo se fraccionó. Todos los ministros empezaron a opinar, dar declaraciones, proponer ideas. Se propuso el tribunal para juzgar los delitos de narcotráfico y sale el Ministro de Justicia a decir que eso no sería bueno. Qué imagen podemos dar y qué consistencia con la lucha antinarcóticos que tenemos que dar unidos con los países consumidores y con los que trafican.

4 Mi sugerencia al gobierno es que en este momento de crisis tenemos que seguir llevando una política discreta. Por la debilidad interna no podemos proyectarnos como un país fuerte porque no es cuestión de maquillaje, sino de hechos. Tenemos que buscar los aliados dentro del área, comprender que vamos a seguir en el papel de estar defendiéndonos. Creo que los planes de política exterior son a corto plazo. No podemos ahora sino llevar una política basada en los acontecimientos del día a día, desafortunadamente. El nombramiento de la nueva ministra es acertado en el sentido de que se distensionan un poco las relaciones, las hace más amables.

5 Se ha polarizado tanto la opinión que la situación no sería clara. Renuncia y qué viene?, lo cual no sería una garantía para los otros países. No se puede decir que esa es la solución. Calmaría a algunos personajes de la política internacional y más que todo de la nacional, pero no es la garantía de que podríamos desarrollar una política exterior adecuada.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.