MISIÓN IMPOSIBLE

Le duele la cabeza cuando hace cuentas? Pues tómese una aspirina y piénselo muy bien: (1) qué escogería usted entre ganarse 17 millones de pesos y que le presten 6 millones de pesos?; (2) quién ganaría una guerra entre A y B, si A tiene 76.000 millones de dólares y B tiene 2.100? Si en la primera pregunta escogió los 6 millones de pesos, quizá usted no califique para tesorero de Ecopetrol, pero sí está pedido para director del Plante. Si en la segunda contestó que ganaría B, talvez no sea un yuppie , pero podría acabar de ministro de Defensa. Y si en vez de contestar, se preguntó de dónde diablos salen esas cifras, aquí va su explicación. Un campesino con tres hectáreas cosecha casi siete toneladas de hoja de coca, que se venden por los 17 millones de pesos; en cambio el Plante le ofrece si acaso el crédito (promedio) de 6 millones de pesos.

06 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Los 2.100 millones de dólares son el presupuesto de las Fuerzas Armadas; y los 76 mil millones de dólares son la riqueza sumada de los Rodríguez, Escobar, Ochoa, Perafán, Herrera, Urdinola, Chupeta, Sarria y dos señorones más, según informa Semana.

Ahora, si usted prefirió los 17 millones de pesos, ya sabe por qué carece de solución el lío del Guaviare, Putumayo, Meta, Cauca y los que vienen: le queda grande al Plante y le queda grande a las Fuerzas Armadas.

El Plante se basa en el supuesto rarísimo de que los campesinos prefieren ganar poco a ganar mucho, y por eso viene de fracasar en Bolivia o en Perú, en Laos o en Turquía. Y en Colombia se encontró con ñapas como la guerrilla, la imaginación de los colonos, la pesadez de la Caja Agraria y el déficit fiscal. Total: ha ejecutado 6 mil millones de pesos para que 32 mil familias en nueve departamentos dizque abandonen sus 60 mil hectáreas cultivadas en coca, marihuana o amapola.

El Ejército no está para hostigar campesinos ni para erradicar narcocultivos. Primero, porque es echarle la gasolina de la impopularidad al incendio de la guerrilla, y segundo, porque ninguna milicia resiste el cañoneo inclemente de los narcodólares.

Pasemos a la segunda pregunta. Y entendámonos: 76 mil millones de dólares son ocho veces las reservas del país, son 2 millones de pesos por habitante, es año y medio del PIB, es 20 veces la fortuna de Ardila, Sarmiento y Santodomingo juntos, es algo así como la tercera parte del capital productivo que hay en Colombia. Es, en efecto, una cifra difícil de creer y hasta amarilla tal vez; pero aunque fuera la mitad de la mitad, quedaríamos en lo mismo: la droga nos quedó grande.

Claro que no somos capaces de admitirlo. Un Gobierno dice que los narcos se meterán a la cárcel por las buenas y el siguiente dice que los meterá a las malas; pero todos aceptan la misión imposible de tener celdas a prueba de 76 mil millones de dólares. Misión imposible la de un Plante contra el sentido común y la de un Ejército dedicado al autosabotaje. Misión imposible la de Colombia, que trata de convencer al mundo de que sí puede cuando no puede o de que sí quiere cuando no quiere.

A no ser que salgamos de esta patética ambivalencia. O tomamos en serio el discurso moralista del Gobierno y nos sumimos en la guerra total de soldados contra colonos y policías contra capos. O tomamos en serio el remordimiento del señor Chirac cuando propone un Fondo Mundial para comprar la coca a precios de mercado: el problema de la droga lo arreglan sus causantes o no tiene remedio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.