QUÉ HACER CON UN NIÑO TÍMIDO

QUÉ HACER CON UN NIÑO TÍMIDO

Aunque percibamos comportamientos que catalogamos como propios de un temperamento tímido, en cada niño éste se manifiesta de un modo diferente. Por esta razón, hay distintas estrategias para cada caso. Las siguientes son algunas orientaciones que conviene tener en cuenta.

05 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Para comenzar, es bueno enumerar lo que definitivamente no debemos hacer frente a un niño tímido, por ejemplo, no podemos manifestar disgusto o enojo ni excesiva preocupación frente a su timidez. Tampoco castigarlo directa o indirectamente, menos mediante la burla, el sarcasmo o el menosprecio, puesto que con ello solo estaríamos incrementando la sensación de inseguridad que se encuentra en la base del problema.

Sentir lástima por el niño tímido y por las limitaciones que le impone su dificultad, puede conducir a los adultos a actuar de manera sobreprotectora, acción que tampoco le ayuda.

No obtienen buenos resultados quienes mediante el uso de la fuerza o la razón provocan la sumisión del menor, porque también aumentan su inseguridad. Hay padres o maestros que se muestran comprensivos con los niños tímidos, los presionan o acosan para que se presenten con naturalidad, minimizando sus temores y tal vez, exaltando ante los demás algunas capacidades que todos saben que no poseen. Estas personas, sin quererlo, se convierten en los más severos y temidos jueces del niño tímido.

Para no formar niños tímidos, los padres deben mirarse primero a sí mismos. Hay quienes, siendo excesivamente temerosos y aislados de los demás, instan a sus hijos para que no lo sean. En este caso, es necesario trabajar primero sobre estas actitudes de los adultos. Otros padres, se sitúan en el extremo opuesto y pueden ser tan extrovertidos que sin proponérselo, se relacionan socialmente en nombre de sus hijos, les piden además que sean como ellos y demuestren sus habilidades ante los extraños, obligándolos a realizar acciones que ellos no desean o que sienten ajenas.

Para los maestros es recomendable no fomentar la competencia que de hecho se presenta entre niños y jóvenes, como una forma de que se eduquen. Hace más de un siglo, en Emilio, gran obra pedagógica, Rousseau propuso señalar los progresos que un niño logra durante cierto período de su vida y compararlos con los de años anteriores. Con esto, dice el autor, el niño se imitará a si mismo, deseando superarse. Tampoco se mostrará temeroso por el juicio que los demás hagan de él, como ocurre con los tímidos. Más tarde, Pierre Janet, estudioso de las perturbaciones nerviosas, animó a los maestros para que interesaran a los niños en la práctica de actividad artística, científica o literaria, como una forma importante de ayudarles a vencer su timidez.

Otra buena ayuda consiste en que los colegios y escuelas enseñen técnicas de relajación y respiración profunda, que ayuden no solo a los niños tímidos, ansiosos y nerviosos, en las situaciones críticas, sino como ejercicio saludable para todos.

En un momento de crisis, la mejor forma de ayudar al niño es la discreción. Es preferible dejarlo solo para permitirle que por sus propios medios recobre el equilibrio sin verse convertido en el centro de atención que tanto teme. Sin señalarlo, podemos brindarle afecto equilibrado y constante que le demuestre aceptación genuina y real hacia él, sea cual sea su temperamento. Esta actitud positiva aumentará la confianza en sí mismo para que poco a poco vaya integrándose a grupos que irán ampliándose en la medida de su propio avance.

*Sicóloga infantil

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.