Al banquillo por quiebra de Islandia

Al banquillo por quiebra de Islandia

No toda Europa se enfrenta igual a las consecuencias de la crisis financiera. Mientras en la mayoría del viejo continente los responsables de la debacle financiera parecen intocables, un país está gestionando la crisis con sentido común.

12 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Islandia, que fue de los primeros en perder sus envidiables niveles de vida, también es el primero en sentar en el banquillo de los acusados a su ex premier. El primer político del mundo llevado a juicio por su actuación durante el estallido financiero.

El ex primer ministro conservador Geir H. Haarde asistió esta semana por primera vez como acusado a un tribunal de Reykiavik. Haarde enfrenta la acusación de "negligencia grave" por no haber escuchado las advertencias e impedido el hundimiento del sistema bancario islandés en 2008, cuando tuvo que ser rescatado con dinero público a través de una masiva y casi completa nacionalización.

Los tres primeros bancos islandeses -Kaupthing, Glitnir y Landsbanki- se hundieron en septiembre de 2008 -el mes que cayó el estadounidense Lehman Brothers y provocó un tsunami financiero mundial- por el peso de las deudas que acumularon en la década anterior debido a una rápida expansión por Europa. Islandia tuvo que pedir ayuda al FMI, suspender el pago de deudas al Reino Unido y Holanda y aprobar controles de capitales y una especie de 'corralito' bancario.

El tribunal que le juzga es una corte especial para encausar a miembros y ex miembros del Gobierno y fue creado en 1905. Está formado por 5 jueces de la Corte Suprema, el presidente de un tribunal de distrito, un profesor de derecho constitucional y ocho ciudadanos elegidos cada seis años por el Parlamento. Así, solo una minoría del tribunal son juristas de profesión. Haarde había dimitido en noviembre de 2008 entre manifestaciones masivas de una población que se sintió defraudada. El ex premier se declaró "no culpable" el martes, y a la salida de la audiencia judicial dijo que "todo este asunto es una farsa, un juicio político". De ser declarado culpable, deberá pagar una multa y pasar dos años en prisión.

15 miembros del tribunal La corte que juzgará a Haarde fue creada en 1905 para procesar a funcionarios del gobierno. Solo siete son juristas de profesión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.