'La guerra contra las drogas fracasó'

'La guerra contra las drogas fracasó'

Esto dijeron -"la guerra contra las drogas fracasó"- destacados líderes del mundo la semana pasada al dar a conocer en Nueva York el informe final de la Comisión Global de Políticas de Drogas. El ex presidente colombiano César Gaviria fue el vocero del grupo, compuesto por otros ex presidentes latinoamericanos, un ex secretario general de la ONU, un ex secretario de Estado de EE. UU. y personalidades de talla mundial de varios continentes.

10 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Por supuesto que fracasó, eso lo sabemos hace años, pero necesitábamos que lo dijeran con sello oficial estas personas. El reporte es contundente: "la lucha contra las drogas ha fracasado con consecuencias devastadoras para individuos y sociedades alrededor del mundo".

¿Y la solución? Gaviria abrió la puerta a la legalización cuando dijo: "no podemos seguir ignorando cómo el crimen, la violencia y la corrupción que genera la droga son el resultado de políticas antidrogas fallidas. Es hora de romper el tabú que existe para discutir todas las opciones, incluidas alternativas a la prohibición".

Lo que hace la comisión es pedir a los países un replanteamiento total de la estrategia antinarcóticos en el mundo y avanzar hacia modelos alternativos la regulación de sustancias hoy consideradas ilegales.

En una palabra: legalización. Regulada y gradual, pero legalización. Esa es la solución. Es hora de que la ONU, con o sin Estados Unidos, avoque esta discusión y abra la puerta de la legalización.

¿Legalización para qué? Para que haya menos consumo. Legalización para que el asunto de las drogas sea considerado como un tema de salud pública y no de seguridad nacional. Y lo más importante: para que las políticas públicas que se adopten de ahora en adelante tengan su énfasis en prevención de la drogadicción y no, como ocurre hoy, en criminalización de los drogadictos.

Colombia, dentro de su nuevo rol protagónico internacional, podría liderar este cambio de paradigma en el mundo. No existe otro país en el planeta que tenga las credenciales que tenemos nosotros en la lucha contra las mafias del narcotráfico, manteniendo la democracia en medio de los desafíos terroristas planteados por los carteles de la drogas, que hasta se tomaron los grupos guerrilleros y paramilitares.

Ningún otro país como Colombia tiene la autoridad moral para darle un giro de 180 grados a la fallida política de prohibición de las drogas que a lo único que ha conducido es a más consumo de sustancias ilícitas en el mundo y a la incubación de violencia, crimen y corrupción en decenas de países.

Llegó la hora de la legalización de las drogas. Este y no otro será el principal tema de la agenda internacional de los próximos años.

En el mundo global las soluciones ya no son nacionales. La cadena que hay que considerar es la que va del productor de droga en Suramérica hasta el consumidor en Estados Unidos o Europa. Y la prioridad: prevenir y evitar consumo en niños y adolescentes.

Politólogo, periodista Ricardo.Santamaria@fd.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.