EL MAGO NUTRE LAS VACAS CON PAPITAS, DULCES Y CHITOS

EL MAGO NUTRE LAS VACAS CON PAPITAS, DULCES Y CHITOS

Hace dos años, las vacas de la hacienda El Mago del municipio de Suesca (Cundinamarca) empezaron a comer chitos, papas fritas, chocolatinas almendras y pepas de guayaba.

05 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

El inventor de esta dieta fue José Miguel Gómez, un comerciante de granos de Bogotá conocido como El Mago o Don Josesito , quien después de 40 años de transitar por el mundo de los negocios cumplió con su objetivo de tener una finca ganadera.

Con este menú, las vacas de Gómez comenzaron a producir más leche y de mejor calidad, hasta el punto de que ingresó a lista de proveedores de la empresa Alpina, una de las industrias lácteas más exigentes del país en control de calidad.

En un principio, los vecinos de la Hacienda creyeron que Gómez estaba pagando la novatada como ganadero. Pero luego comenzaron a interesarse por la fórmula de El Mago, quien no tuvo ninguna restricción para entregar la información. Yo no creo en el secreto industrial. Este es un negocio de puertas abiertas , dice. Aquí puede venir el que quiera, observar el proceso, conocer fórmulas, equipos, materias primas y hasta llevarse resultados de análisis de laboratorio .

La aventura de Don Josesito no se quedó en el simple hecho de inventarse una dieta para mejorar la nutrición en los hatos lecheros. Ante el interés demostrado por los ganaderos de la región, El Mago se dio cuenta de que el negocio no era solamente darle golosinas a los animales, sino montar una fábrica de suplementos alimenticios para el ganado.

Entonces comenzó a construir una planta procesadora de granos y subproductos, con el fin de atender la demanda de los finqueros de la región.

Hoy, Agroindustrias El Mago procesa 150 toneladas mensuales de pepa de guayaba y 850 toneladas de otros granos y subproductos, tales como arveja, lenteja, maíz, cebada, garbanzo, fríjol, soya, papas fritas, chitos y besitos.

El incremento en la demanda obedece a que los suplementos que vende El Mago son naturales y resultan 40 por ciento más baratos que los concentrados tradicionales.

Gómez dice que la demanda de suplementos alimenticios fue de tal magnitud que rápidamente tuvo que ampliar la capacidad de procesamiento de granos para atender los pedidos de ganaderos, porcicultores y caballistas.

Se apareció El Mago La característica principal de los productos El Mago, es que estos no se entregan mezclados, sino que cada una de las harinas se venden aparte con el fin de que el ganadero escoja el tipo de alimentación que quiere para sus animales y pueda balancear la comida a su gusto y conveniencia. Aquí no vendemos concentrados, sino suplementos para ganadería , dice Gómez.

Es algo similar a lo que sucede con los abonos simples, los cuales son adquiridos por los agricultores para luego mezclarlos dependiendo del estado en que se encuentren los cultivos. Es decir, crecimiento, desarrollo o florescencia.

En el caso de los suplementos ganaderos, estos se combinan de acuerdo con la edad y el estado en que se encuentren los animales: terneras, vacas horras, vacas en lactancia, novillas o machos de engorde, por ejemplo.

Mensualmente, El Mago compra unas 60 toneladas de subproductos de dulces y golosinas que le venden fábricas como Italo, Colombina, Jacks Snack y Margarita entre otras; 150 toneladas de pepa de guayaba a los productores de bocadillo veleño Asimismo, El Mago es el encargado de comprar todos los granos que presentan algún grado de deterioro en los puertos marítimos y las bodegas de los almacenes generales de depósito. Es decir los salvamentos que quedan fuera de los rangos de consumo humano y que se procesan para consumo animal, previo análisis de laboratorio. Todos estos productos son tostados y molidos.

Los clientes y los proveedores dicen que la finca y la agroindustria de Don Josesito , son un esfuerzo de mostrar, pues en la actual crisis del campo colombiano, proyectos como este sólo se le ocurren a un mago .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.