El mundo de la tecnología Salvemos a la ETB

El mundo de la tecnología Salvemos a la ETB

Ver que una de las empresas colombianas más importantes en el área de las telecomunicaciones, como lo era la ETB, está de capa caída según sus indicadores, solo genera tristeza. Esto es algo que todo el mundo sabe.

06 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Todos los intentos de sacarla adelante poniéndola en venta se disuelven en los mares politiqueros, siempre revueltos y enardecidos por los interesados en que esto no suceda.

Ya fracasó el primer intento de venderla debido a las condiciones poco favorables para el socio estratégico que se estaba buscando. Esta vez no se puede fallar, ya que, de no realizarse esta transacción, los bogotanos tendremos que vestirnos de luto para acudir al sepelio de esta importante compañía rola.

Se habla, otra vez, de buscar un socio estratégico que, además de orientarla, tenga los bolsillos bien profundos para afrontar lo que se viene. No debemos engañarnos. Sin plata, cualquier empresa se irá a pique en estos tiempos en los que la competencia se basa en la prestación de nuevos servicios y en mejorar lo que se ofrece actualmente. UNE, por ejemplo, con la empresa Cisco, está cableando a Bogotá con fibra óptica para permitirles a sus clientes navegar a anchos de banda muy generosos y disfrutar de todos los servicios novedosos que se ofrecen hoy, cuando la convergencia digital se consolidó.

No olvidemos que ETB no puede ofrecer el servicio de televisión digital, ya que no tiene licencia de televisión por suscripción, como sí la tienen Telefónica y UNE. Si la pide y se la otorgan, las inversiones para montarla serán muy altas. La pregunta es si este sería un proyecto viable en su situación.

Todos sabemos que los sindicatos de esa empresa, a los que solo les importa su poder y no los empleados, se opondrán con todo, como lo hicieron en la pasada ocasión. Ojalá esta vez entiendan que la ETB, sin un socio estratégico que TENGA EL CONTROL (las mayúsculas son mías) y los fondos para poder competir con sus rivales al mismo nivel, morirá y su muerte perjudicará, eso sí, a las personas que trabajan en ella.

* * * * Decir que no hay desánimo en las Fuerzas Militares, cuando muchos colombianos de izquierda, la justicia, desde jueces sencillos hasta la Corte Suprema, se han convertido en actores, voluntarios o involuntarios, de la guerra jurídica de las Farc, que termina metiendo a los militares a la cárcel mientras los enemigos narcotraficantes y terroristas del país son liberados por supuestas razones legales, es desconocer la realidad. Afirmar que el tema de la seguridad en el país no ha empeorado es desconocer la realidad. ¿Cuándo será que se va a enfrentar con firmeza lo que está pasando? Ojalá sea pronto.

guillermo.santos@enter.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.