Entre el nacionalista y la heredera

Entre el nacionalista y la heredera

Mañana, los peruanos deciden el resultado final de la campaña presidencial más reñida de su historia reciente. La segunda vuelta entre la derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Ollanta Humala llega en medio de un empate técnico en las encuestas, mutuos ataques personales y una fuerte polarización social.

04 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Si alguna lección dejarán las elecciones del 2011 en Perú será que una bonanza económica sostenida no es garantía automática de continuidad. A pesar de que el país goza del ritmo de crecimiento más dinámico de América Latina, el electorado inca dejó en la mitad del camino hacia la Casa de Pizarro a los tres aspirantes que representaban la reproducción del modelo exitoso. Como resultado, los votantes en ese país vecino se quedaron con dos opciones populistas y con sesgos autoritarios, provenientes de los extremos del espectro político. Keiko, heredera del convicto ex mandatario Alberto Fujimori, significaría el probable regreso de una era dominada por la corrupción, las violaciones de los derechos humanos y la amenaza a las instituciones democráticas.

Por otro lado, el ex militar Humala, protagonista de un golpe de Estado hace unos años, ha luchado en esta campaña por morigerar su plataforma económica intervencionista y disipar las dudas sobre su cercanía con el presidente venezolano, Hugo Chávez. Ollanta se ha proyectado en los últimos meses como una versión moderada de izquierda, un 'Lula' peruano.

Los índices de rechazo que cada candidato genera son altos. Los votantes se debaten hoy entre dos temores viscerales: el miedo al regreso del fujimorismo autoritario al poder y la incertidumbre económica de un nacionalista como Humala. Así, entre el fantasma del pasado violento y la zozobra de un futuro incierto, un 18 por ciento de indecisos centristas tienen en sus manos la identidad del próximo presidente de Perú.

Los poderes económicos ya definieron su opción; prefieren la tranquilidad que provee la derecha de Fujimori a unas impredecibles medidas izquierdistas de su contendor. Sea quien sea el ganador de mañana, los peruanos enfrentan una nueva etapa política sin mucha claridad en el horizonte. Muy lejos del optimismo generado por el crecimiento sostenido y el progreso social de la última década.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.