EN CUATRIMOTO POR COLOMBIA Adrenalina y aventura con caracter social

EN CUATRIMOTO POR COLOMBIA Adrenalina y aventura con caracter social

A fango, asfalto, ríos, desiertos, lagunas, montañas y hasta quebradas se enfrentan los aficionados a las cuatrimotos, que con cierta frecuencia deciden conquistar un nuevo rumbo.

04 de junio 2011 , 12:00 a.m.

La pasión por las estos vehículos es cada día más grande en Colombia. Por las carreteras menos pensadas -o inexistentes- y más recónditas de aquellos municipios que en ocasiones parecen olvidados, un aventurero con una mínima maleta, puede recorrer el territorio nacional. Un buen equipo de protección y uno de ubicación satelital no pueden faltar a la hora de emprender un viaje en cuatrimoto o vehículo todo terreno recreativo (ATV, por sus siglas en inglés). Los implementos más necesarios son el casco, rodilleras, pantalón impermeable, botas, gafas, spot Satelital, guantes, cuellera, un GPS y un celular.

A eso se suma un tanque extra para llevar combustible y buen líquido para hidratarse.

Los seguidores de esta disciplina reconocen que el compartir con otros aficionados una excelente vista y el panorama de un exquisito paisaje, pagan la salida a cada recorrido nuevo. "He hecho amigos que comparten mi gusto por las 'cuatris', los paseos, las trochas y paisajes de este hermoso país. Además de hacer un lazo increíble con las Fuerzas Militares y la Policía que siempre nos han cuidado", afirma Santiago Barco al preguntársele por su afición a las cuatrimotos.

Barco asegura que ha recorrido cerca de 14 departamentos en su cuatrimoto y que el costo de esta disciplina lo incrementa el tener que enviar su 'corsel de acero' en tractomulas hasta donde irá a participar en competencias desde Bogotá. Empresas como IBM, representante de Can-Am en Colombia, distribuidora de estos vehículos en el país, promueve diversos viajes o paseos a destinos de aventura para sacar a relucir las capacidades extremas de sus ATV, desarrollando en forma paralela obras sociales con la población más necesitada de los sitios que se visitan.

Según la compañía, el objetivo de las salidas que se organizan con los usuarios de las ATV es que ellos puedan disfrutar la conducción de su cuatrimoto en una forma más emocionante.

Las actividades son dirigidas a todo tipo de público. "Tratamos de tener grupos parejos en materia de experiencia, con el fin de que todos disfruten la actividad; es decir, los novatos van a su ritmo y con un guía respectivo, mientras que los expertos son los que más exigen las capacidades de nuestras cuatrimotos, equipadas con los motores más potentes que ningún otro propulsor de la competencia en sus respectivas categorías", aseguró Natalia Vergara, Gerente de mercadeo y ventas de IMB Colombia. Con parte del dinero de las inscripciones a los viajes, se busca colaborar con alguna obra social (que puede ser un jardín infantil, una escuelita, un ancianato, un hospital, etc.) necesitada a lo largo del trazado o en la zona del paseo. Esta iniciativa se realiza en cada salida con el fin de retribuirle a la comunidad, aunque sea en forma mínima.

"Hemos hecho obras sociales en lugares muy apartados. Un simple dulce, un balón de fútbol, cepillos de dientes, unos zapatos o kits escolares generan alegría en regiones donde algunas veces es complicado arrancar una sonrisa", ratificó Santiago Barco

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.