VACUNACIÓN PARA UNA INFANCIA FELIZ

VACUNACIÓN PARA UNA INFANCIA FELIZ

La salud tiene una cita desde el próximo miércoles 7 de agosto. Desde ese día se iniciará una jornada de vacunación que favorecerá a más de 400 cundinamarqueses.

03 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

El programa se extenderá hasta el 15 de octubre.

La idea es erradicar la rubéola congénita, el tétanos neonatal y la consolidar la erradicación de la poliomielitis Carlos Rada Escobar, secretario de salud, señaló que inicialmente se realizarán casas en escuelas y centro de concentración, después se extenderá casa por casa en todos los 115 municipios y veredas del departamento .

La prejornada se iniciará el siete de agosto y se llevará a cabo en escuelas y colegios de Girardot, Facatativá, Fusagasugá, Madrid, Carmen de Carupa, Pacho, La Palma, Yacopí, Villeta, Arbeláez y Sasaima. A partir de ese día se extenderá a todo el departamento.

Según el funcionario, se tiene como meta vacunar más de 204 mil menores de 5 años con antipolio y para completar los esquemas, 118 mil entre los 10 y 12 años con la triple viral, 30 mil mujeres embarazadas y cerca de 80 mil en edad fértil con toxoide tetánico. En total se vacunarán 400 mil personas, entre ellas 320 mil niños.

Esta es la primera campaña masiva de Cundinamarca y el país. Después el Ministerio de Salud evaluará el impacto que tuvo y de acuerdo al resultado se programarán futuras jornadas.

Las enfermedades Uno de los propósitos de la jornada de vacunación es la erradicación del tétanos neonatal.

Es una enfermedad que se presenta en los niños y los adultos. Por fortuna, es cada vez menos frecuente, ya que desde hace varios años la vacunación masiva ha conseguido disminuir el número de casos.

Sin embargo, el tétanos neonatal sigue siendo una enfermedad fulminante y devastadora para de los niños recién nacidos que mueren al no recibir las defensas de sus madres.

Para prevenir esta enfermedad, las mujeres que están en embarazo deben recibir dos dosis del toxoide tetánico durante los nueve meses de embarazo, para quedar inmunizadas. Esto hace que el bebe reciba las defensas contra la enfermedad.

Para evitar el tétanos en la infancia, la única medida eficaz es la aplicación de las vacunas.

Las inmunizaciones se deben llevar a cabo cuando el niño tenga dos meses. Luego se debe aplicar una nueva dosis a los cuatro, y repetirla a los seis meses.

Al cumplir dos años se debe volver a vacunar, para terminar a los cinco años con la última dosis.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.