Archivo

LADY DI ADMITE QUE FUE INFIEL

La princesa británica Lady Diana admitió anoche en una entrevista por televisión que le fue infiel a su esposo, el príncipe Carlos con un mayor de la caballería, y dijo haber sido perfectamente consciente de las aventuras de su marido con Camila Parker Bowles.

21 de noviembre 1995 , 12:00 a.m.

Rompiendo un silencio de varios años con los medios de comunicación Diana sostuvo anoche en el programa Panorama de la BBC que estuvo enamorada del mayor y asistente real James Hewit. Lo adoraba dijo la Princesa.

Preguntada por el periodista Martin Bashir si su relación con Hewit fue más que de amistad Diana contestó sin titubear: sí, si lo fue .

Luego dijo que quedó destrozada cuando Hewit, un ex oficial de caballería que le dio clases de equitación, colaboró para publicación de un libro sobre su relación titulado Princess in Love (Una princesa enamorada). Pero destacó que su testimonio no era del todo verídico.

Hay mucha fantasía en ese libro y fue muy perturbante para mí el que un amigo mío en el que yo había depositado toda mi confianza, hiciera dinero conmigo , declaró.

La entrevista fue la primera admisión pública de adulterio por parte de la Princesa, de 34 años, quien se separó de Carlos en 1992.

También fue la primera vez que Diana afirma que siempre supo que el heredero al trono británico cometió adulterio con su viejo amor, Camilla Parker Bowles, después que el matrimonio real empezó a ir mal. Fue realmente devastador... pero no estaba yo en una posición como para poder hacer algo , manifestó.

Carlos, de 47, confesó su infidelidad en una entrevista televisiva similar que ofreció hace de 18 meses.

La glamorosa princesa, que culpó de su separación a la Parker y la persecución de la prensa, admitió en la entrevista que había sufrido de bulimia y que llegó a lesionarse intencionalmente por las presiones de su fracaso matrimonial.

Me sentía avergonzada porque no podía hacer frente a las presiones , explicó. Y agregó: Sólo me hice daño en los brazos y en las piernas .

Respecto a su bulimia, Diana de Gales dijo que era un síntoma de cómo iba mi matrimonio. Estaba pidiendo socorro , añadió.

Sobre sus catorce años de matrimonio, Diana de Gales afirmó: quise desesperadamente que funcionara (el matrimonio), amaba desesperadamente a mi marido, quería que compartiéramos todo juntos y pensaba que hacíamos un equipo muy bueno .

La Princesa dijo que no busca divorciarse de su esposo, el príncipe Carlos, pero que aguarda la decisión de éste.

No quiero un divorcio, pero obviamente necesitamos claridad en una situación que se ha comentado enormemente .

Aguardo la decisión de mi marido sobre la dirección en que iremos todos , agregó Diana. La pareja, tiene dos hijos, William, de 13, y Harry, de 11.

Interrogada sobre las razones por las que se oponía al divorcio cuando siempre ha sostenido que no creía en una eventual resurrección de su matrimonio, Lady Di respondió simplemente: y qué ocurrirá con mis hijos?, ellos son los importantes .

Poco antes había asegurado que su separación de Carlos hace tres años no fue idea mía . Vengo de una familia de divorciados y no quería repetir la historia , explicó.

La princesa denunció también una campaña en su contra por parte de Buckingham: todo cambió tras la separación y la vida se tornó muy difícil . En otro momento se refirió a los colaboradores de su esposo como el enemigo . Sin embargo advirtió que no se callará y luchará hasta el final porque cree que tiene un papel que desempeñar e hijos que educar , desmintiendo así las afirmaciones de quienes la veían ya rehaciendo su vida lejos de la familia real.

La decisión de conceder la entrevista, de una hora de duración al programa Panorama de la BBC, fue tomada por la Princesa en secreto, sin informar de sus intenciones al Palacio de Buckingham (residencia de la Reina Isabel II), ni a ningún miembro de la familia real.

Según publicó ayer la prensa británica el príncipe Carlos, tras conocer de la entrevista comentó a sus amigos que Diana nunca sería reina .

Nunca me sentaré en el trono con esa mujer a mi lado , dijo Carlos, según uno de sus amigos, reveló ayer el Daily Mirror.

El príncipe está absolutamente devastado y no puede creer que ella haya dado la entrevista , dijo otro de sus amigo, según Daily Express.

Los diarios británicos pronostican que Diana se verá en serios aprietos con la familia real, que ve en este tipo de infidencias nuevos y peligrosos golpes a su estabilidad en el poder, crecientemente cuestionada a raíz de los cada vez más frecuentes escándalos protagonizados por miembros de la familia real.

Joyas de la corona LAS CENTRALES eléctricas del Reino Unido tuvieron ayer que suministrar energía suplementaria durante la hora que duró la entrevista de la BBC con Diana. Se calcula que unos 20 millones de británicos siguieron el programa y varios millones más en otros países. Más de 100 países compraron los derechos del anunciado programa.

LA REINA ISABEL II de Inglaterra y su esposo, el Duque de Edimburgo, no vieron el programa de Diana pues en el momento de la transmisión celebraban su 48 aniversario de bodas asistiendo a una obra de teatro.

LA PRINCESA Diana tampoco vio el programa pues en el momento de la emisión asistía a una cena de gala a beneficio de una asociación contra el cáncer. Diana viajará mañana a Argentina en visita de buena voluntad.

EL PALACIO de Buckingham, residencia real británica, se negó a hacer comentario alguno a la entrevista concedida por la Princesa de Gales.

MARTIN BASHIR, el periodista de la BBC que logró la primicia del año al grabar la primera entrevista televisada concedida por la princesa Diana, era hasta esta semana un completo desconocido. No obstante, al conocerse la existencia de la primicia Bashir tuvo que abandonar su casa londinese y a su esposa embarazada para escapar a las preguntas de sus colegas sobre las confidencias de Diana.

DIANA CONCEDIO la entrevista a Bashir por petición del periodista. Ayudó que él efectuaba una investigación sobre el papel constitucional de la monarquía y, con tal motivo, pudo entrevistarse varias veces en estos últimos meses con la Princesa Diana, explicó a la BBC.