Ojo con las intoxicaciones

Ojo con las intoxicaciones

No es cuento: en ciudades como Bogotá la mayoría de los males transmitidos por alimentos se adquiere en la casa, no en la calle, y todo porque la mayoría de la gente ignora los cuidados que debe tener al manipular alimentos.

01 de junio 2011 , 12:00 a.m.

Estos consejos le ayudarán a mantener a raya a peligrosos microorganismos como la bacteria E. coli, que se propaga cuando infecta alimentos como las carnes, la leche y sus derivados, las verduras y los huevos.

Elija. Compre sus alimentos siempre en sitios conocidos y confiables, en los que primen la limpieza y el orden.

Frío. Las carnes y las leches y sus derivados deben mantener la cadena de frío; por mucho hielo que tengan, si compra en carros o puestos ambulantes, se expone...

Revise. Cerciórese de que los empaques no tengan fisuras ni fugas que faciliten la contaminación del producto.

Lea. Verifique que lo que compra tenga etiquetas con nombre del producto, fabricante, fecha de vencimiento, registro sanitario y modo de uso y conservación.

Aseo. Lave bien sus manos con agua tibia jabonosa antes de manipular o preparar la comida (sobre todo las carnes crudas, los mariscos y los huevos), así como los utensilios y los sitios que usa antes, durante y después de la preparación de los alimentos; de este modo evita el paso de bacterias de una superficie a otra.

Separe. Para evitar la contaminación cruzada entre alimentos, compre, prepare y almacene aparte carne cruda, aves, pescados y mariscos del resto del mercado. Aprenda. Cuando separe las carnes envuelva bien cada una en bolsas de plástico para que los jugos no contaminen otras comidas; guárdelas en la parte inferior de la nevera.

Al preparar, use tablas y cuchillos diferentes para picar carne cruda y los otros alimentos, como panes y vegetales; además, utilice un plato para las carnes crudas y use otro cuando estén cocidas.

Cocine bien. Es posible destruir los organismos peligrosos de la mayoría de los alimentos cociéndolos a 60 y 74 grados centígrados. Use un termómetro de cocina.

Refrigere o congele los alimentos perecederos dentro de las dos horas siguientes a haberlos adquirido o preparado. Si la temperatura ambiente supera los 32 grados, refrigere todo dentro de la hora. Los alimentos elaborados con huevo crudo deben consumirse de inmediato; deseche los restos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.