A PRISIÓN GUILLERMO ORTIZ GAITÁN

A PRISIÓN GUILLERMO ORTIZ GAITÁN

Ante el acoso de las autoridades y con la urgencia de demostrar que su inmensa fortuna, calculada en 35 millones de dólares, no tiene origen en actividades ilícitas, el señalado narcotraficante Guillermo Ortiz se presentó ayer ante la Fiscalía.

02 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Ortiz es requerido por la Interpol y la Fiscalía General de la Nación por el delito de enriquecimiento ilícito, producto de supuestos vínculos con organizaciones internacionales dedicadas al narcotráfico que operan en Bogotá y los Llanos Orientales.

La Fiscalía también ordenó que a más tardar en 10 días deberán presentarse ante las autoridades la ex esposa de Ortiz, Marta Cecilia Gaitán Cendales, y sus hermanos Raúl, Félix y José David Gaitán Cendales, para ser escuchados en indagatoria por los mismos delitos.

Ortiz se presentó ayer, en compañía de su abogado Ciro Quiroz Otero, a las 8 de la mañana en la sede de la Fiscalía Regional, en pleno centro de Bogotá. Después de levantada el acta de sometimiento a la justicia y de los exámenes médicos de rigor, el señalado narcotraficante fue conducido a la cárcel Modelo.

Quiroz dijo que su defendido está en capacidad de demostrar el origen lícito de sus bienes porque ha estado vinculado durante varios años a la industria y el comercio y negó que Ortiz haya tenido nexos con narcotraficantes.

La plata del Tocarema Hasta hace unos meses Guillermo Ortiz sólo era conocido por haber sido concejal de Chía (Cundinamarca) y por sus actuaciones contra el narcotráfico cuando se desempeñó como inspector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

Ahora, las indagaciones de varios organismos de seguridad del Estado señalan supuestos vínculos de Ortiz con organizaciones dedicadas al narcotráfico. Según la Interpol, Ortiz tiene orden de captura desde 1992 en Italia por conspiración.

La Interpol afirma que Ortiz pertenecía a una asociación criminal que importaba a Italia grandes cantidades de cocaína desde Holanda, España y América del Sur. Ortiz dice que esa es una acusación de la DEA, que no le perdona que les haya ganado un caso en 1994.

Investigadores afirman que Ortiz lavó divisas antes de que esto fuera un delito en Colombia, y que después invirtió ese dinero en empresas lícitas.

Señalan que para justificar sus ingresos por actividades ilícitas reconstruyó el Hotel Tocarema de Girardot en el que invirtió 6.000 mil millones de pesos. Ortiz dice que la inversión fue de 8.200 millones. Pero estos no corresponden a lavado sino a créditos del Banco Ganadero y del IFI .

Según las investigaciones, para el período fiscal de 1990, Ortiz y su esposa, Martha Gaitán Cendales, sanearon bienes en el exterior por un monto cercano a los 850 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.