LIQUIDEZ: A RITMO DE PRIMAS Y PUENTES

LIQUIDEZ: A RITMO DE PRIMAS Y PUENTES

Entre el 24 de mayo y el 14 de junio el banco central le prestó al sistema más de 460 mil millones de pesos en operaciones repo a una tasa de 35 por ciento efectivo, lo que ayudó a frenar la escalada alcista de la tasa interbancaria.

17 de junio 1996 , 12:00 a. m.

La sequía de la banca era previsible para junio por ser éste el período para el pago de primas de las empresas a sus trabajadores y la alta demanda de efectivo por parte del público.

A estas circunstancias se unió este año la presencia de dos puentes festivos consecutivos que dificultaron el cumplimiento de encajes de los intermediarios ante el banco central.

Adicionalmente, entidades estatales como el Instituto de los Seguros Sociales y Ecopetrol efectuaron retiros cuantiosos de recursos depositados especialmente en las corporaciones de ahorro y vivienda que se convirtieron en las instituciones más afectadas por la iliquidez del sistema.

A este respecto, el codirector del Banco de la República, Hernando José Gómez, sugirió que el ISS debe realizar sus retiros de una manera más planeada y racional para evitarle dolores de cabeza al mercado.

Para la Asociación Bancaria, la sequía de la banca comercial se originó por la sobreinversión en que incurrieron los intermediarios en papeles del banco central. Según la Asobancaria, la sobreinversión está determinada por la rentabilidad atractiva del mercado en pesos, dada la necesidad de la junta directiva del Banco de la República de defender la banda cambiaria y por la tendencia descendente de los instrumentos a plazo .

Las perspectivas de la liquidez de la banca para lo que resta de junio parecen optimistas, teniendo en cuenta que el dinero que salió la semana pasada comenzará a retornar a las tesorerías de las entidades financieras a partir del martes 18 de los corrientes.

La oferta de origen petrolero especialmente, apoyada además por la necesidad de los intermediarios financieros de liquidar parte de su posición propia para conseguir pesos, generó liquidez en el mercado interbancario del dólar y la consecuente presión a la baja en la cotización.

El nivel mínimo de la semana fue 1.068 pesos y no bajó más porque grandes empresas decidieron adelantar sus giros al exterior aprovechando la caída de la divisa, según confirmaron traders en mesas de cambio de Bogotá, Cali y Medellín.

Para los consultados, una vez más se comprobó que los agentes del mercado cambiario aprendieron a desligar la situación política de la actividad económica y por eso la presión que se vivía a comienzos del tristemente célebre Proceso 8.000, no volvió a hacer gala en los últimos meses.

Es por eso que la semana pasada las noticias del Juicio a Samper no incidieron el mercado. Incluso algunos intermediarios se atrevieron a señalar que la situación pasó desapercibida y que para los operadores fue más importante asegurarse de obtener rentabilidad aprovechando el espacio de volatilidad recobrado por el dólar.

Durante toda la semana la Tasa Representativa del Mercado (TRM), se mantuvo a más de cuatro pesos del techo del corredor cambiario, mientras que la tasa interbancaria se alejó más de 10 pesos en algunas oportunidades dejando campo a la volatilidad de la cotización con ganancia para la mayoría de intermediarios.

Para la próxima semana estimaron que el comportamiento será similar al observado durante los últimos días, aunque no descartaron que la tendencia a la baja sea cortada un poco por adelanto de giros por parte de empresarios que quieren seguir aprovechando los bajos precios.

Bolsas quietas En medio de un mercado apático se desarrollaron las negociaciones accionarias durante la semana pasada.

Los comisionistas manifestaron que esta tendencia obedeció a la ausencia de inversionistas, especialmente foráneos, que se mantienen al margen de esta actividad, participando sólo con ofertas y demandas puntuales que permiten mínimas variaciones en el comportamiento general de estas negociaciones.

Comisionistas de las tres bolsas de valores coincidieron en afirmar que desde hace más de dos semanas en el mercado accionario se mantiene la misma tendencia, ante la expectativa que había generado la decisión de la Cámara de Representantes.

No obstante, también tenían la certeza que la decisión ya había sido descartada por los inversionistas y que lo que realmente preocupa en este momento es el comportamiento de la economía y las posibles represalias que Estados Unidos pueda adoptar en contra de Colombia.

Al mercado accionario colombiano lo dinamizan básicamente los inversionistas extranjeros y aunque siguen participando de esta actividad han disminuido el ritmo de compra. Por ello, de presentarse presiones comerciales por parte de Estados Unidos ante la absolución del Presidente, lo más seguro es que los fondos frenen su inversiones en los títulos de empresas nacionales , manifestó un operador de la Bolsa de Bogotá.

Otro comisionista agregó que aunque Colombia, junto con Chile, brinda a los extranjeros gran tranquilidad de inversión, la sola amenaza de sanciones económicas puede diminuir la confiabilidad de inversión en Colombia.

Ante este panorama los operadores del mercado siguen a la expectativa frente a su comportamiento aunque están seguros de que en el corto tiempo no se vivirá un nuevo cuarto de hora en las negociaciones accionarias.

De la monotonía de las transacciones accionarias y las mínimas fluctuaciones de precio, sólo se salvaron las acciones tanto ordinarias como preferenciales del Banco Ganadero, en las cuales se han movido cantidades significativas ante la inminente compra del 40 por ciento de las acciones en circulación de la entidad bancaria colombiana por parte del Banco Bilbao de España.

El título ordinario del Banco Ganadero inició la semana a 242 pesos y finalizó a 265 pesos, en tanto que el precio del título preferencial subió 11,05 por ciento, al finalizar en 211 pesos.

Ineficiencia? Algunos operadores de tesorerías sostienen que todavía existe una gran ineficiencia por parte del sistema en el manejo de sus estados de liquidez, pues señalan que se sigue cometiendo el error de sobreinvertirse a sabiendas de que se aproxima una época de vacas flacas .

Sin embargo, para el codirector del Emisor, Hernando José Gómez, no es del todo cierto que exista ineficiencia en el sistema por hechos como la sobreinversión, pues considera que estas circunstancias se presentan en momentos en que hay sospechas de baja de tasas de interés.

Los intermediarios pudieron invertir más de la cuenta en los papeles del Banco antes de que bajáramos las tasas de las OMA de 90 días del 30 al 28 por ciento efectivo y tratar de lograr rentabilidades altas, pero no tiene nada de malo , comentó el funcionario. Señaló que la estrategia a seguir por parte de los intermediarios para evitar circunstancias de sequía monetaria es la de diversificar mejor el riesgo de sus inversiones y evitar tanta dependencia de depósitos oficiales.

Por su parte, el consultor económico y ex presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) Javier Fernández Riva, consideró que en las temporadas de sequía el Banco de la República debe intervenir más activamente en el mercado interfinanciero no sólo mediante las operaciones repo, sino ampliando la liquidez general de la economía, teniendo en cuenta que los agregados monetarios están en niveles bajos.

Los medios de pago, recordó, crecen apenas al 14 por ciento anual cuando en enero de 1995 los hacías al 26 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.