LA VICTORIA Y ALGUNAS DUDAS

LA VICTORIA Y ALGUNAS DUDAS

El pasado le ganó el partido al presente y los hinchas rojos, a pesar de la victoria por la mínima diferencia sobre River Plate, en el primer tiempo de la final de la Copa Libertadores, regresaron a sus casas pensando en que al América se le puede escapar, por cuarta vez, el cetro continental.

20 de junio 1996 , 12:00 a.m.

De nada valieron las 10 opciones de gol, incluida la que convirtió magistralmente Antony De Avila, porque a la gente le quedó un mal sabor: el 1-0 puede no ser suficiente en Buenos Aires, donde el próximo miércoles América se juega la vida.

Dos extremos, el gol y la frustración, quedaron rondando en las cabezas de los hinchas.

El gol, a los 26 minutos del primer período. Alex Escobar la abrió a la izquierda, donde Foad Máziri se la tocó a Frankie Oviedo, que encaró y la levantó por encima de la defensa. Cuando se esperaba que balón lo controlara fácilmente el portero Germán Burgos, del otro lado, como un fantasma, apareció De Avila, que se volteó y la cuchareteó burlando la resistencia del meta visitante, que no supo qué pasó con el balón. Un golazo de antología.

La frustración, a los 18. Fue la primera jugada colectiva del onceno colombiano, con arranque de Alfredo Berti y desdoblamiento de Máziri, que le ganó de rebote a Matías Almeyda y se la puso al callejón a Oviedo, que encaró y, al momento de rematar, fue derribado por Guillermo Rivarola. Penalti que el juez paraguayo Oscar Velásquez no dudó en sancionar.

Frente al balón se paró James La Guama Cardona, un hombre que regresó del Pereira al América con fama de goleador, precisamente en jugadas con pelota quieta, infalible desde el punto blanco y certero en la media distancia. Sin embargo, escogió un estilo que no es el suyo: el remate fuerte, en vez del colocado, con tan mala fortuna que el balón le pegó en las piernas a Burgos.

Con todo y los altibajos individuales y colectivos, a pesar de que De Avila y Henry Zambrano fueron controlados por la zaga argentina, América fue más que River Plate. Pero, esa superioridad solo pudo manifestarse una vez en la pizarra y la duda de si es suficiente o no mortifica a jugadores, técnico e hinchas rojos.

Como quedó también la duda sobre el gol anulado a River, sobre la media del primer tiempo.

América no jugó su mejor partido. A ratos se pasó de revoluciones, por momentos se dejó manejar el balón, no tuvo contundencia en el ataque y se dejó llevar por la fogosidad de los jóvenes. Pero, ganar siempre será el mejor resultado en el fútbol, y América ganó. Lo que suceda la próxima semana ya es otra historia...

AMERICA 1 (1) RIVER PLATE 0 Estadio: Pascual Guerrero Asistencia: 45.326 personas Taquilla: $280 221.975 América: Córdoba (6); Cardona (5, erró penalti), Asprilla (7), Bermúdez (6) y Maziri (5); Berti (6), Cabrera (5), Oviedo (6) y Escobar (6); De Avila (6) y Zambrano (5).

Cambios: Hernández por Cardona (12 ST) y R. Pérez por Zambrano (25 ST).

River Plate: Burgos (8, tapó penalti); Díaz (6), Ayala (5), Rivarola (5) y Altamirano (6); Almeyda (7), Astrada (5), Sorín (6) y Ortega (6); Francescoli (6) y Crespo (5).

Cambios: Lavallén por Crespo (20 ST), Gallardo por Ortega (35 ST) y Gómez por Francescoli (41 ST) Goles: De Avila (26 PT).

Expulsados: Astrada (9 ST).

Arbitro: Oscar Velásquez (Paraguay).

Partido: regular.

Figura: Burgos (8).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.