CIUDADES, COMPETENCIA EN GRANDE

CIUDADES, COMPETENCIA EN GRANDE

La dinámica acelerada de los mercados mundiales, la necesidad de pensar globalmente, competir y hacer presencia en los mercados internacionales no es sólo algo que concierne a las empresas. Las ciudades también cuentan.

11 de junio 1996 , 12:00 a.m.

De hecho las ciudades cada vez más se proyectan como un producto más de los mercados mundiales. Un producto muy complejo que busca mil objetivos diferentes: atraer la inversión extranjera, el turismo, ser sede mundial de grandes eventos y llamar la atención de la mejor gente para que se ubique en ella.

Ese es el nuevo cuento de las ciudades y el que primará en los próximos 20 años. Algunos llaman el tema la atractividad de las ciudades .

El cómo las ciudades se venden a sí mismas y desarrollan los procesos para ser más competitivas frente al mundo, será la preocupación fundamental de los alcaldes del próximo milenio.

Hoy ya existen ciudades que han desarrollado planes integrales de promoción. Casos como el de Atlanta en Estados Unidos o Barcelona en España son muy dicientes.

En Colombia el tema también está a la orden del día. No obstante, los alcaldes están agobiados por la violencia, la pobreza y el caos urbano y en muchos casos no tienen tiempo para pensar en que sus ciudades deben venderse hacia afuera.

De todas formas, el sólo hecho de poder resolver el tema de la pobreza y la violencia le daría un vuelco de 180 grados a las ciudades colombianas.

El estudio de Monitor Company sobre la competitividad de las ciudades colombianas es concluyente sobre ese tema: si Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga no resuelven sus problemas de miseria y bajo nivel de ingreso, nunca podrán ser competitivas a nivel internacional.

El estudio Una de las grandes conclusiones en el tema de la competitividad se refiere al carácter regional de esta ventaja. Según Monitor, se sabe, por ejemplo, que Prato, más que Italia, es muy competitiva en textiles y que Los Angeles tiene marcadas ventajas en la industria del entretenimiento frente al resto de los Estados Unidos.

Estas ventajas se dan por la localización específica de las ciudades, la industria que se ha desarrollado en ellas y hasta la idiosincrasia de sus habitantes.

Monitor y las Cámaras de Comercio de las cinco principales ciudades secundarias (Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga y Cartagena) realizaron una encuesta entre los 80 principales líderes de cada ciudad con el objetivo de explorar los modelos mentales de los empresarios. Es decir, cuales son sus formas de hacer negocios como la actitud a la toma de riesgos, la inversión y su mentalidad exportadora.

El estudio consideró además la infraestructura de cada ciudad, el aparato industrial y el aporte de cada economía local a la producción total del país.

Monitor encontró unas comunidades empresariales que consideran al Gobierno como el actor principal, donde las leyes están en el papel, la riqueza está compuesta por los recursos naturales y donde los sectores público y privado no son socios sino adversarios.

Bajo esos modelos mentales, las acciones que se tomaron en el pasado fueron orientadas a la sustitución de importaciones, la propiedad esencialmente estatal, es decir, donde el Gobierno es el que toma los riesgos.

Los resultados fueron buenos en cuanto a la calidad y dinámica de las exportaciones, pero muy deficientes en productividad, se generaron serios problemas sociales y un alto costo del capital.

En el tema de los recursos naturales, el desarrollo fue consolidando unas ciudades muy dependientes de sus ventas externas de recursos naturales, situación que es válida para el país en general.

Hacia el futuro, las ciudades competitivas tendrán reducir su dependencia de estos productos. La realidad ha demostrado que existe una correlación entre esa dependencia y el poder adquisitivo de los países. En otras palabras, los países exportadores de commodities son en la mayoría de los casos los más pobres del mundo.

Cuál es la ciudad más competitiva? .

La encuesta de Monitor y las Cámaras de Comercio claramente deja a Medellín en la mejor posición de competitividad. Se perciben en la capital antioqueña ventajas en calidad de vida, ambiente de negocios, visión y liderazgo, recursos humanos, costo de mano de obra e infraestructura (vivienda y servicios públicos).

En cambio, Medellín tiene desventajas en localización geográfica por falta de fácil acceso a puertos marítimo, exceso de zonas montañosas.

Además, como las demás ciudades del país existe un problema de demanda por el bajo nivel de ingresos de sus habitantes.

En términos de mentalidad, Medellín también ofrece las mejores condiciones porque, de acuerdo con la encuesta, sus empresarios son los menos aversos al riesgo, no necesariamente hacen negocios con amigos y saben vivir con la incertidumbre.

La no aversión al riesgo aparece como un aspecto vital del desarrollo de una ciudad y de un país. Y en ello las ciudades colombianas tienen mucho por ganar. Con la excepción de Medellín, las demás capitales tienen una clase empresarial que no está dispuesta a arriesgar mucho.

Si se miran los balances de las empresas, se nota por ejemplo que en Cali y Bucaramanga se obtienen los mayores ingresos por factores diferentes a la operación del negocio, lo cual, según Monitor, puede indicar especulación, incertidumbre y falta de inversión.

La educación, el factor clave Cómo serán más competitivas las ciudades del futuro? Los análisis de Monitor tienden a confluir sobre un factor que es definitivo para todas las ciudades colombianas y para el país en General: la educación.

La Cámara de Comercio de Medellín, después de analizar las conclusiones de Monitor , formuló 24 recomendaciones para hacer más competitiva la ciudad, quince de ellas tienen que ver con educación y sistemas de información que a la postre, también dependen de la capacitación del recurso humano.

La Cámara de Medellín propone la creación de fondos para la financiación de estudios superiores en universidades élite del exterior, la importación de profesores con doctorados, sistemas de información sobre oferta de recurso humano y hasta sugiere la necesidad de hacer un ranking de universidades al mejor estilo de las revistas estadounidenses.

La capacidad del recurso humano es definitivamente un tema que sobresale cada vez que se piensa en el futuro del país y de las ciudades. De ello dependerá en gran medida la calidad de vida, la distribución del ingreso y muy seguramente la superación de los agudos conflictos sociales.

Quizá como lo dijo recientemente el es ministro, Juan Manuel Santos, las sociedades del futuro se dividirán, no en pobres y ricas, sino en educadas y no educadas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.