MUJERES EMPRESARIAS

MUJERES EMPRESARIAS

Un interesante proceso de organización de las mujeres empresarias se ha iniciado en Colombia, discretamente; ellas se preparan para asumir el papel protagónico en el ámbito gremial, proclamando un nuevo asociativismo, refundando los colectivos empresariales necesitados como nunca de innovación y capacidad interpretativa de las realidades.

10 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Aunque no disponemos de información más reciente, según el estudio publicado al finalizar los ochenta por la Escuela de Administración de Negocios-EAN sobre génesis y características de los pequeños y medianos empresarios en Colombia, el cual se basó en el proceso de 420 biografías de gerentes-propietarios, cerca del 9 por ciento de los mismos son mujeres y en un 18.3 por ciento de las firmas la gestión directiva es compartida por la pareja, sin que pueda atribuirse el mayor peso específico de las responsabilidades a uno de sus miembros. Sin considerar la producción artesanal ni el segmento microempresarial, renglones en los cuales muchas unidades son regentadas por mujeres cabeza de familia, hoy por hoy cerca de la tercera parte de los negocios en Colombia pertenecen a mujeres, o son dirigidos por ellas.

Siete años atrás se fundó el capitulo colombiano de la Asociación Iberoamericana de Mujeres Empresarias AIME, una institución que aglutina a las emprendedoras de siete países, estudia su problemática y promueve soluciones para su mejor desenvolvimiento. La presencia de las dirigentes empresariales de nuestro país en los diferentes congresos internacionales de AIME ha permitido el intercambio de experiencias y facilitado la conformación de un núcleo de vanguardia que, discreto y diligente, realiza una formidable labor. Ahora, las líderes colombianas preparan sus ponencias para el próximo encuentro que se llevará a cabo en Santiago de Compostela en octubre del presente año. Traerán nuevas ideas y propósitos pero, lo más importante, desde ya han asegurado para Bogotá la sede del octavo Congreso Iberoamericano de Mujeres Empresarias a realizarse en 1997. Gran responsabilidad, consecuentemente, gran oportunidad.

Un vigoroso proceso de concertación y acuerdos interinstitucionales se ha puesto en marcha. El Ministerio del Trabajo -bueno que Obregón se acerque sin temor a la patronal femenina- ha incluido dentro de su plan estratégico el impulso a la organización de las mujeres empleadoras. A su vez la Fundación Confluencia, un pequeño núcleo de inspiración Acopista que ha obtenido importantes logros en el trabajo de género desde la perspectiva empresarial, se ha comprometido junto con AIME en la elaboración de proyectos preparatorios del certamen internacional y se espera que la nueva Dirección Nacional para la Equidad de la Mujer tome parte en los eventos regionales así como en las tareas de investigación y capacitación que anteceden al compromiso internacional.

Las mujeres empresarias están interesadas en lograr lo que ellas denominan la vertebración de la política social de género. Les preocupa que la política social se reduzca a la asignación de subsidios y no considere opciones de empleo productivo y oportunidades para el establecimiento de negocios con espacio económico real. Han convocado una mesa de trabajo sobre el tema y allí harán conocer las estrategias de intervención y metodologías para el desarrollo empresarial paticipativo.

Se interesan vivamente por la mejor administración del tiempo de las mujeres ejecutivas y con el apoyo de especialistas darán comienzo a un programa de cursos y seminarios sobre el particular. Afirmativamente, están explorando los problemas de armonización familiar que su nueva condición implica y abogan por la construcción histórica de una nueva relación de pareja.

Se les ve muy activas en medio de la crisis. Desbordando el viejo discurso feminista. Con propuestas, que bueno. Otra vez quizás sean ellas las que nos ayuden a salir de esta encrucijada, porque como lo dijera sabiamente Maurice Maeterlinck: saben cosas que nosotros no sabemos y tienen una lámpara que nosotros hemos perdido .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.