KEYNES

KEYNES

...las ideas de los economistas y filósofos políticos, tanto cuando están acertados como cuando están equivocados , son más poderosas de lo que realmente se cree. En efecto, el mundo se rige por poco más que ellas. Los hombres prácticos, que creen estar completamente exentos de todas las influencias intelectuales, usualmente son esclavos de algún difunto economista.

10 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Este pasaje de Keynes, muchas veces citado, si que resulta cierto en su propio caso. A pesar de haber muerto antes de que se cumpliera la primera mitad del siglo XX, sus ideas han ejercido considerable influencia en todo el mundo, y muchas veces en forma inconsciente, ya que quienes las aplican, en muchos casos ni siquiera leyeron sus escritos. recordábamos, al leer la semana anterior el prestigioso diario El Periódico de Cartagena. que Jhon Maynard Keynes había muerto hace 50 años, el domingo de pascua, de un repentino ataque cardiaco. Tenía 62 años, y lo sobrevivieron su esposa Lydia e inclusive su padre Jhon Neville Keynes, quien entonces tenía 93 años. Los dos estuvieron en el servicio conmemorativo celebrado en la Abadía de Westminster, donde toda Inglaterra le rindió homenaje póstumo.

Jhon Neville Keynes había sido un académico importante, profesor de Ciencias Morales y autor de obras sobre lógica formal y política económica. Su madre, considerada como una dama victoriana , no era una figura decorativa. Por el contrario, realizó importantes labores sociales y llegó a ser alcalde de Cambridge. Así, a Keynes no le faltaron antecedentes familiares para su posterior y brillante carrera. Pero ante todo, estuvo su formación en Eton College, primero, y en la Universidad de Cambridge después. En los dos centros académicos se destacó inicialmente en el campo de las matemáticas y fue particularmente activo en los grupos de debates sobre temas económicos, políticos y artísticos. En Cambridge se había formado el grupo de Bloombsbury, uno de los primeros en aceptar mujeres en el ambiente intelectual y artístico, y Keynes fue influyente miembro del mismo.

Cuando su profesor, el destacado economista Alfred Marshall se retiró para dar campo al profesor Pigou en la Universidad de Cambridge, Keynes fue invitado a unirse al cuerpo docente y cumplió, como era de esperarse, una gran labor en la formación de profesionales de la economía. Fue llamado al gobierno a trabajar en la Oficina de la India y fue logrando mayor influencia en las decisiones políticas, aunque también padeció frustraciones, siendo una de las mayores su participación como miembro de la delegación británica en las conversaciones de paz con Alemania luego de la rendición de este país al término de la primera guerra mundial. Keynes estuvo en contra de lo que él consideraba excesivas reparaciones de guerra que los aliados querían imponerle a Alemania. Indignado se retiró de las negociaciones y escribió una pieza que ha sido considerada como modelo de buena economía y predicción: las Consecuencias Económicas de la Paz .

Su fama crecía, así como su influencia, hasta que por sí solo, mediante caídas en el salario y el consiguiente aumento en la demanda de mano de obra. Por el contrario la nueva visión de Keynes sobre la demanda agregada le indicaba que un menor salario significaba menor demanda, menores incentivos para invertir y menor ingreso. La inversión que permitía multiplicar el ingreso fue su gran preocupación.

El pleno empleo no era la situación normal de la economía según Keynes. De hecho existía equilibrio con desempleo. Como corolario la intervención del Estado para corregir este problema no constituía una indebida interferencia con las fuerzas del mercado. Era una forma de ayudarles. Lejos de ser poco ortodoxo lo que hacía era ciencia, una nueva teoría para explicar las discrepancias entre la ortodoxia y los hechos. La ortodoxia no era el caso general, era un caso especial. pero como el mismo Keynes decía lo más difícil no es que la gente acepte las nuevas ideas, lo más difícil es que abandone las antiguas. Inclusive el presidente Franklin Delano Rooselvelt, dispuesto a aceptar lo que pudiera curar el desempleo, nunca le creyó a Keynes. Y tuvo que ser nuestro conocido profesor Currie, entonces joven economista de la reserva federal y anteriormente hereje profesor de Harvard por proponer las ideas keynesianas antes de Keynes, quien lo convenciera de aumentar el gasto público deficitario para compensar la baja en la inversión y el gasto privados. Pero finalmente Keynes se impuso y está en la historia como uno de los grandes economistas y pensadores del siglo XX.

Escribió otra pieza monumental, no por su tamaño sino por su alcance: Cómo financiar la Guerra en 1940, donde señalaba el peligro inflacionario del gasto de guerra y proponía un ahorro forzoso. Gran cambio en relación con el gasto público deficitario propuesto por él mismo pocos años antes. pero ese es el pragmatismo bien fundamentado: una nueva idea para una situación diferente. es un pragmatismo con teoría, no el conocido chamboneo .

Una de sus importantes contribuciones hacia el final de su vida fue la organización de la conferencia de Bretton Woods, junto con Harry Dexter White de Estados Unidos. Se sentaron allí las bases para la recuperación de las economías luego de la Segunda Guerra Mundial y para el desarrollo del comercio mundial. Se abandonaba la costosa y poco inteligente idea que existió por siglos en Europa de destrozar y humillar al enemigo derrotado y sentar así las bases de la siguiente guerra. En esa Conferencia se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Las ideas keynesianas y sus modelos que dieron forma a la macroeconomía han sido discutidas en los dos últimos decenios pero los tiempos cambian y las ideas quedan

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.