HUY, QUE CERDO !

Cuando Carlos Molina se levanta en las mañanas y se ve en el espejo, se siente como un rey. Poco o nada le importa que su figura lo haga ver como un monarca, pero de la antiestética, y que en la calle lo llamen por su apodo artístico, Cerdo , más un madrazo.

23 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Se siente un rey porque le ha ido bien, porque consiguió la fama que anhelaba desde niño cuando trabajaba con el papá como albañil toda la semana e iba los domingos a ver las películas de Superman y Capulina.

Este modelo 52 , siempre quiso ser actor, o al menos doble, para contar chistes, traspasar ventanas o romper narices como El Santo en la lucha libre, Hoy, cuando ya es estrella de gafas oscuras, gracias a su personaje de Cerdo en el programa La Tele y a su papel de Idiota en las mañanas de Radioactiva, sueña con ser otro Cantinflas, o por qué no? otro Ronald Reagan.

Cuenta que ya le han propuesto que se lance a la Presidencia o al menos a la Alcaldía de Bogotá, porque hay quienes quieren un alcalde que combine con el aspecto de la ciudad.

Aunque su hablar deshilvanado deja ver sus pocos años de escuela, el hipotético alcalde demuestra que conoce trucos para manejar entrevistas. Entre respuesta y respuesta saca una que otra frase de cabecera, cuando la memoria se lo permite, y, apenas ve las cámaras, busca sus gestos más reconocidos.

Se revuelve el pelo teñido de mono; se desapunta dos o tres botones de su camisa para dejar ver su voluminosa panza; y se ríe para destacar sus cachetes de porcino saludable, el bigote largo y canoso y las patillas mal cuidadas que le llegan hasta el cuello.

Esto sí es estilo de vida, jijuepuerca , dice ante el flash antes de contar cómo sus días cambiaron a los 16 años cuando se cayó del quinto piso de uno de edificio en construcción de la urbanización Pablo VI, en el noroccidente de Bogotá. Se fracturó el fémur, se quebró la nariz, se reventó por dentro, perdió la memoria, pero quedó vivo.

Desde entonces dice me ha ido bien con los chances terminados en cinco . Y también desde entonces es pensionado del Seguro Social.

El golpe le dejó gran parte de la figura que tiene hoy. Los años, los kilos y el trago hicieron el resto.

Pero también la caída le hizo pensar más en serio en que le había llegado la hora a la estrella que llevaba dentro. No obstante, al primer intento de ser actor salió estrellado porque no dio la talla.

Para mí fue como si me hubieran enterrado vivo. Me dejé llevar por la timidez y ahí me quedé , cuenta.

Entonces se dedicó a vivir de su pensión de inválido y de otros trabajos, se casó con Nieves y tuvo tres hijos. Gracias a Dios nunca me ha faltado con qué levantarme el desayuno , dice.

Luego vino una época oscura en su vida. Yo dice fui violento, fui tomador y fumador, era envidioso y odiaba a todo el mundo, decía que la sociedad no me quería y era yo quien no me quería .

Pero todo cambió de repente. No necesité de otra religión ni de otros amigos, sino encontrarme con mi pasado , dice.

De eso hace ya siete años. Ya entonces había hecho papelitos de extra en películas y programas de televisión en lo que lo máximo que llegó a ganarse fueron tres mil pesos.

Sin embargo, su gran oportunidad le llegó hace unos pocos años, cuando lo llamaron de RCN. En su casa creyeron que era para hacer un trabajo en electricidad, su oficio en ese entonces, pero era para actuar en el programa de Carlos Vives.

El personaje era don Walter, un borrachito que también salía mostrando la pechuga. Después hice Cerdo ... No vaya a escribir El Cerdo , como dicen por ahí, porque la cosa pierde estética , aclara.

Cuando supo que su personaje llevaría ese mote, no se extrañó porque sus sobrinos ya le decían tío Porky .

Dice que desde esa época es otro. Antes con la televisión y ahora con la radio, gana cuatro veces lo que le daba su pensión, sin contar algunas presentaciones personales, lo que le permite no solo comer mejor para mantener la figura, sino usar corbatas con puercos motivos y tener un nuevo amor.

Sinceramente me da pena con la señora (vive desde hace 22 años con ella), pero tengo una novia que la quiero bastante. Es modelo , dice. A Diana la conquistó con la pinta, pero no a su familia que piensa que Cerdo no es tipo para ella.

A los que lo critican simplemente los ve como envidiosos. Y sentencia: Cuando aquí dejemos de ser egoístas, se empezará a vivir bien Cree que es un ser común y silvestre que le dieron la oportunidad de decir lo que quería y de equivocarse .

Por eso, aunque no lo conoce, se siente muy identificado con Ernesto Samper. Afortunadamente explica él supo afrontar la situación. El país está vuelco no es porque él esté en la Presidencia sino porque la gente le manda malos sentimientos como a mí .

Pero asegura que es más la gente que lo felicita. Eso me hace sentir un ilimitado físico. Creo que lo más triste es morirse diciendo yo dejé de hacer esto o aquello. Y yo no quiero quedarme parco .

Tampoco teme que después de este cuarto de hora que le ha dado La Tele se le esfume la fama: Cansará el nombre de Cerdo , pero vendrán otros personajes que la gente los va a querer más porque si irradio amor, amor recibo .

En el futuro le gustaría hacer un papel serio y aún no descarta la idea de hacer una novela con alguien como Amparo Grisales: Sería un contraste muy bueno. Yo no lo conozco, pero sé que, apenas nos veamos, vamos a entendernos . Por su gesto, parece que Amparito le encanta tanto como la fama.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.