CORRUPCIÓN :

21 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Señor Director Nos invadió la corrupción. Está por todas partes Pero qué más corrupción? Veamos algunas de sus señas: el busetero en contravía que cierra la moto y el Mercedes; pagar con monedas de 20 pesos por de 100 pesos; el frenazo, la varilla y la cerrada por haberle pitado; recoger pasajeros en bocacalles, improvisar rutas en contravía, saltar sardineles, estrellar y no responder; suicida velocidad para quitarle al man la mosca ; medir el cliente o marrano antes de dar el valor real de la venta; la mordida; tramitar documentos por debajo de cuerda; dejar con la palabra en la boca y no contestar a quien le habla; meter cheque chimbo cambiando la firma, fecha y cifras; colarse en la cola por ser amigo del cajero, indicar dirección equivocada a quien la pregunta; cobrar por trabajos que no sabe; abusar de la necesidad ajena pagando sumas irrisorias; llamar al celular sin permiso, robar C.D. a los amigos; y, en fin, ese amplio etcétera que hace negar la luz del día. Eso también es, y por demás, semilla que exacerba los ánimos y engendra corrupción. Tendremos algunos colombianos mucho de ello, o será simple carambola? Juan Manuel Díaz Azuero Guaymaral

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.