CAE EL TURISMO EN LA COSTA ATLÁNTICA

CAE EL TURISMO EN LA COSTA ATLÁNTICA

La crisis de la economía llegó al sector turístico de la Costa Atlántica. La temporada alta se está viviendo como si fuera temporada baja y los hoteleros han tenido que acudir a sostener los precios para captar el mayor número de visitantes.

24 de junio 1996 , 12:00 a. m.

En Cartagena, por ejemplo, según el gerente de la Promotora de Turismo, Fabián Augusto de la Espriella, los visitantes han disminuido a la mitad respecto a lo que ocurrió el año pasado para esta misma época. De cinco charters semanales que llegaban a la Heroíca con lleno completo desde Canadá y Europa, ahora solo está llegando uno y de 150 cruceros anuales ahora llegan casi la mitad.

Se trata de una situación que según el gerente del Hotel Capilla del Mar, José Augusto Cañizares, se ha deteriorado desde el mes de noviembre y agravado por la crisis política. Dijo que ha perdido el 30 por ciento de pasajeros, motivo po r el cual se han visto precisados a reducir las tarifas, con la consiguiente disminución de los ingresos en cerca del 40 por ciento, mientras que los costos de operación continúan subiendo.

Así mismo, se frenó el plan de renovación de las facilidades porque el flujo de caja no permitía su continuación y su equipo ha tenido que acudir a todo tipo de fórmulas para reducir los costos.

En Santa Marta, el segundo destino turístico de importancia en la Costa Atlántica, la situación no es diferente. En primer lugar, la imagen internacional del país está afectada por descertificaciones, investigaciones a los altos funcionarios del gobierno y el Congreso, violencia guerrillera y falta de consenso interno entre los actores sociales.

A ello se agregan los altos impuestos, una competencia cada día más agresiva en precios de países receptores de turismo de la Cuenca del Caribe, especialmente Cuba, Jamaica, Santo Domingo y las Antillas holandesas y francesas, donde un todo incluido vale de 25 a 35 dólares diarios, mientras que enm Colombia la sola habitación cuesta 65 dólares.

Como si esto fuera poco, crece en Cartagena y el Rodadero la competencia desleal de propietarios de apartamentos que alquilan sus propiedades a grandes grupos de personas, quienes se pueden acomodar hasta ocho en una sola habitación generando grandes necesidades de infraestructura.

El diagnóstico en las dos capitales turísticas es igual pero la respuesta es distinta. Mientras que en Santa Marta los gremios y autoridades están relativamente quietas, en Cartagena hay una fuerte movilización de los interesados para atraer colombianos y extranjeros.

Es así como en los próximos días en la capital de Bolívar se realizará el Festival de Verano, evento en el que se realizarán varias actividades artísticas, culturales y deportvivas en el que se realizará una inversión de 2.000 millones de pesos.

Se trata de una competencia, dice Cañizares, cada día más intensa porque la apertura hacia adentro multiplica la oferta de habitaciones, mientras que los turistas colombianos son cada día más atraídos por otras opciones y los extranjeros nos ven con excepticismo y hasta con miedo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.