EL AFÁN POR LA INDEPENDENCIA

EL AFÁN POR LA INDEPENDENCIA

Nadie como los santandereanos han sentido el rigor de las montañas, del relieve abrupto y poco acogedor que a lo largo de varias décadas se ha venido transformando en una región más cordial y menos agreste.

24 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Esta forma del relieve ha moldeado a su vez el carácter de los santandereanos, encerrados por las montañas, pero sin desanimarse por su lejanía del mar. Esto no ha variado el espíritu amable, acogedor y cordial de los habitantes de esta región.

A lo largo de 30.537 kilómetros que circundan esta región se encuentra todo tipo de climas, desde los tropicales hasta zonas de páramo.

La mitad del territorio esta conformado por el sistema andino, y el resto corresponde al valle interandino que forma el río Magdalena.

Claramente se diferencia seis regiones distintas en el mismo departamento: unas calurosas, otras selváticas, algunas con climas muy propicios para la agricultura y otras extremadamente frías que sólo dejan cultivar el frailejón.

Atraviesan al departamento cinco ríos el Opón, Carare, Lebrija, Sogamoso, Chicamocha, Fonce y Suárez.

Esta región fue cuna hace varios siglos, de cuatro culturas indígenas: los guanes, los chitareros, los yariguíes y los laches.

La colonización de esta región se inició en 1529, cuando el español Antonio de Lebrija arribó a este territorio. En 1532 hizo un recorrido por la zona el español Ambrosio Alfinger y el 3 de junio de 1539 Martín Galeano funda la primera ciudad del departamento, Vélez.

A través de la historia, el departamento se ha caracterizado por su espíritu de independencia: fue allí donde por primera vez se organizaron las gestas libertadoras y en 1857 esta región dio su propio grito de independencia al declararse como un país autónomo: el Estado soberano de Santander.

No obstante, las guerras que se libraban al interior del país terminaron acallando esta voz, y en 1886 se creó el departamento de Santander.

Políticamente, el departamento está dividido en cinco provincias: De Mares, cuyo epicentro es Barrancabermeja; Soto, con sede en Bucaramanga; Comunera, cuya principal ciudad es Socorro; Guanentá, en donde San Gil es el eje; y García Rovira , con sede central en el municipio que de da su nombre.

Barrancabermeja es la segunda ciudad más importante del departamento y cuenta con más de 150.000 habitantes. Es un puerto sobre el río Magdalena y la idiosincrasia de sus gentes es muy distinta al resto de la población del departamento.

La capital del oro negro , como se le conoce, ha sido sede por varias décadas de los principales desarrollos petroleros y allí está ubicada la más importante planta petroquímica del país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.