Secciones
Síguenos en:
GUERRA CON DESAPARICIONES

GUERRA CON DESAPARICIONES

Estos hp me van a matar...! , exclamó el sepulturero municipal Boris Oswaldo Núñez Hernández, de 37 años, cuando repentinamente tres presuntos paramilitares, dos hombres y una mujer, se bajaron de un taxi frente al restaurante donde departía con unos amigos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de agosto 2001 , 12:00 a. m.

" Estos hp me van a matar...!", exclamó el sepulturero municipal Boris Oswaldo Núñez Hernández, de 37 años, cuando repentinamente tres presuntos paramilitares, dos hombres y una mujer, se bajaron de un taxi frente al restaurante donde departía con unos amigos.

En segundos, un hombre negro, de contextura gruesa, lo sacó a patadas y lo metió al vehículo, que partió velozmente hacia las afueras de Barrancabermeja, relataron varios testigos. Esa noche del 17 de mayo pasado, el taxi apareció abandonado en el barrio El Palmar, en el sur de la ciudad, pero a Núñez no lo volvieron a ver.

Desde entonces, sus familiares empezaron a buscarlo y denunciaron el hecho ante la Sijín y la Fiscalía, pero su caso, como el de otras 51 personas desaparecidas este año, según denuncias ante esas instituciones, Procuraduría, Defensoría del Pueblo y la Corporación para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos), sigue sin esclarecerse.

Aunque esta cifra supera a la de las 25 personas desaparecidas el 16 de mayo de 1998, durante una incursión paramilitar en los barrios nor y sur orientales, que además dejó siete personas masacradas, no se han presentado en la ciudad masivas manifestaciones de rechazo como en ese entonces.

El comandante de la Quinta Brigada del Ejército, general Martín Orlando Carreño Sandoval, manifestó que los datos que tiene sobre desaparecidos no se ajustan a las denuncias que hacen las organizaciones sociales, pero reconoció que los paramilitares están implicados en esos crímenes.

"Barrancabermeja aceptó a las autodefensas, entonces tiene que ver cómo se deshace del problema", aseguró.

Las desapariciones han sido con cuenta gotas. El primer caso fue el 2 de enero cuando desapareció Patricia Forero Alvarado, de 23 años. Ese mismo mes otras cinco personas corrieron igual suerte. En febrero hubo 6 casos; en marzo, 11; en abril, 5; en mayo, 5; en junio la cifra se elevó a 13, y en julio 6.

Cadáveres en el río.

Esto plantea un cambio de estrategia de la guerra en este puerto petrolero, pues en los dos últimos años, con el ingreso de las autodefensas, la ciudad fue sacudida por una ola de asesinatos selectivos, que llegaron a los mil.

Más aterrador que las cifras son las modalidades que se están usando para que no se encuentren los cuerpos de estas personas.

"Tenemos denuncias sobre hallazgos de algunos desaparecidos a los que los rajan para sacarles las vísceras antes de arrojarlos al río para que no floten. Es una modalidad que se ha venido dando en un sector del barrio Arenal, sobre el caño que cae al Magdalena", contó Francisco Campos, de la ONG Credhos.

Este podría ser el caso de José Javier Guevara, de 18 años, quien el sábado 12 de mayo salió con su mamá, Stella Sánchez, a celebrarle el día de la madre en el Club Infantas. "A la 1 de la mañana me dijo que se iba con tres amigos para la zona rosa, lo dejé ir pero nunca volvió", dijo la mujer.

Tras 14 días de búsqueda, un cadáver fue encontrado flotando en la ciénaga Miramar, en el centro de la ciudad. La familia piensa que se trata de José Javier por la ropa, los zapatos y las llaves. Como al cuerpo le cercenaron la cabeza y los brazos fue enterrado sin identificar, a la espera de los resultados de las pruebas de ADN.

Según Medicina Legal, este año han rescatado de las aguas del río Magdalena 18 cadáveres, 6 de ellos en julio.

También, se han vuelto común las fosas. En las últimas semanas, el CTI de la Fiscalía, el Ejército y la Sijín exhumaron en tres fosas, al nororiente, los cuerpos de Ronald Anthony Luna Arrieta, de 19 años; Rogelio Navarro Barrera, de 18, y otro aún sin identificar, desaparecidos entre mediados de junio y principio de agosto.

El alcalde, Julio César Ardila Torres, manifestó que se están tomando medidas de seguridad que permitirán rebajar los índices de violencia, aunque no entregó detalles.

El obispo de Barrancabermeja, monseñor Jaime Prieto Amaya, aseguró: "no podemos seguir conviviendo con los asesinos de nuestros hermanos, mucho menos justificar estas muertes como necesarias para implantar un nuevo orden social en la ciudad".

La lista de los que faltan.

Ante la Fiscalía, Procuraduría, Defensoría del Pueblo, Sijín y las ONG se han denunciado múltiples desapariciones forzadas, pero ninguna de esas entidades tiene una lista consolidada. EL TIEMPO presenta los nombres de 49 personas denunciadas como desaparecidas a las diferentes dependencias:.

Miguel Rojas, Jesús Euclides Salazar, Raúl Rodríguez Avellaneda, Nefer Hernando Pérez Valeta, Antonio Tovar Malagón, Hugo N, Eusebio N, Juan Diego Vega Carreño, Javier Castrillón Sincero, Julio Pérez Romero, Horacio Villamizar Lizarazo, Adolfo Cosio, José Javier Guevara Sánchez, Tito Flabiano Altahona Gama, Boris Oswaldo Núñez Hernández, Javier Adarme Pérez, Sandra Salguero.

Rosario Camargo, Eduard Alonso Gómez Córdoba, Eduardo Muñoz Alvarez, Javier Alonso Durán Gutiérrez, Juan José Guisa Moreno, Ronald Anthony Luna Arrieta, Edwin Ernesto Suárez Mecón, Patricia Forero Alvarado, Silvia Julia Ríos Serpa, Audre Robayo, Camilo Antonio Murillo Ochoa, Julio Alberto Arguello, María del Rosario Guevara, Euclides Salazar Guerra.

Alberto Angel Vilardy Zuluaga, Carrillo Hernández, José del Carmen Reyes Enciso, Elizabeth Oviedo Guerra, Edubino Pérez Romero, Jesús María Sanabria Ayala, Belarmino Sánchez Sanmiguel, Alfredo Reyes Ospina, Cristian Orozco Mejía, Alfonso Beleño Polo, José Manuel López Jaimes, Guillermo López Jaimes, Luis Carlos Gamboa León, Gustavo de Jesús Londoño Quiceno, Héctor Enrique Delgado Quintero, Leidy Badillo Vargas, Angel Ballén Suárez y Leswin Omar Cáceres Moreno.

FOTO:.

EN UNA FOSA, en las afueras de la ciudad, fue hallado un cuerpo mutilado el pasado martes. En las últimas semanas han hallado tres tumbas de este tipo.

Owen Joya

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.