REPUNTE ECONÓMICO DE LAS POTENCIAS

REPUNTE ECONÓMICO DE LAS POTENCIAS

Las perspectivas económicas de Estados Unidos y Japón son alentadoras a decir por los resultados alcanzados en lo que va corrido del presente año.

24 de junio 1996 , 12:00 a. m.

De un lado, la economía japonesa registró un crecimiento del 3 por ciento, entre enero y marzo, el mayor en los últimos 23 años y de otro, Estados Unidos parece salvarse de la recesión, tras un aumento de la productividad en las empresas del 2,1 por ciento, en el primer trimestre del 96, la mayor alza registrada en más de dos años.

Analistas económicos de las dos potencias encuentran sobradas razones para esperar de este año un repunte de la economía y que esto pueda jalonar al resto de las economías del mundo.

En Tokio, los últimas cifras del viceministerio de Planificación Económica, a cargo de Makoto Kobayashi, indican que la economía ha entrado en una fase de recuperación sostenida guiada por la demanda privada.

El Producto Interior Bruto (PIB) real japonés registra un crecimiento interanual del 12,7 por ciento. Estos resultados sitúan el crecimiento económico del año fiscal 1995, que terminó el 31 de marzo, en un 2,3 por ciento, muy por encima de la previsión del 1,2 por ciento calculada en principio por el gobierno.

Las perspectivas económicas son prometedoras, indicó Kobayashi, al presentar oficialmente las cifras. Este último crecimiento trimestral sigue al aumento del 1,2 por ciento en el período octubre-diciembre y el 0,6 en julio-septiembre.

Conocidos este resultados, el yen tomó la delantera la semana pasada frente al dólar. El billete verde se intercambió una vez se divulgaron las cifras de crecimiento a 108,42-45 yenes, lo que representaba un retroceso de 0,63 puntos respecto a la cotización matinal.

Se espera que este repunte de la economía japonesa también favorezca la situación de las empresas que en, en mayo se quebraron ante las dificultades de ventas y la caída en las exportaciones. Los sectores más afectados fueron los de ventas al menor, construcción y servicios.

En plena campaña Pero si las cosas están marcha mejor en Japón, la economía de Estados Unidos parecer salvarse de la recesión. La inflación y la tasa de desempleo están controladas, por el momento.

Los analistas ya advierte que estos buenos resultados exhibidos hasta ahora por la economía norteamericana le ayudarán, sin duda, a la campaña de reelección presidencial de Clinton a celebrarse el próximo noviembre.

Según economistas empresariales existe el consenso que la economía crecerá este año 2,2 por ciento, aunque esperan que en 1997 se desaceleraría ligeramente a 2,1 por ciento. En 1995 el PBN creció 2 por ciento.

Una encuesta entre empresarios norteamericanos reveló que los pronósticos sobre inflación para este año apuntan al 2,9 por ciento y al 3 por ciento en 1997.

En 1995, el Indice de Precios Minoristas subió 2,5 por ciento, y fue el comportamiento más moderado desde el incremento del 1,1 por ciento en 1986.

También hay consenso en que la tasa de desempleo se mantendría este año alrededor del 5,6 por ciento y aumentaría a 5,7 en 1997.

En el examen particular del crecimiento económico, los expertos anticiparon una moderación en el segundo semestre del año. Calcularon una proyección anual del 3 por ciento en el actual trimestre, precedida por otra del 2,8 por ciento y seguida por una tasa del 2,2 por ciento en el segundo semestre.

Entre empresarios Una reflejo del repunte económico norteamericano lo muestra la productividad en las empresas, lo que aumentó en un 2,1 por ciento, en el primer trimestre de 1996.

Esta alza, la mayor registrada en más de dos años, se considera clave para determinar la eficacia de las empresas y su aumento puede repercutir en un aumento de los salarios sin que ese factor repercuta en un incremento de los precios.

La productividad de las empresas había mostrado un descenso del 0,8 por ciento en el último trimestre de 1995, aunque el cómputo global del pasado año registró un aumento del 0,7 por ciento.

Para gran parte de los economistas, el aumento de la productividad en las empresas se debe a las inversiones efectuadas recientemente en equipos de tecnología avanzada y a la reorganización interna llevada a cabo por las compañías.

Sin embargo, otros analistas consideran que el aumento de la productividad puede vincularse a la recuperación económica que registra Estados Unidos.

La situación no es del mismo color para los empresarios japoneses. Un total de 1.322 empresas tiene deudas superiores a los 10 millones de yenes (unos 94.000 dólares) y se declararon en quiebra en mayo, lo que supone un aumento del 8,6 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

Sin embargo, de acuerdo con el centro de investigación empresarial Teikoku Databank, las deudas acumuladas por las empresas en quiebra bajaron en un 15,1 por ciento respecto al mismo mes de 1995, hasta los 362.091 millones de yenes (unos 3.415 millones de dólares).

Los pronósticos sobre este tema, prevén que las bancarrotas empresariales podrían seguir creciendo en los próximos meses, especialmente entre la pequeña y mediana empresa, debido a los problemas financieros y a los cambios estructurales de la economía, entre los que destaca el traslado de las plantas de producción al extranjero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.