AGUA PURA, META DE SESQUILÉ

AGUA PURA, META DE SESQUILÉ

El agua de Sesquilé no puede seguir con ese color y ese sabor. José Guillermo Gómez Mancera, quien ayer volvió a asumir la alcaldía, que había perdido por un asunto administrativo, dice que su prioridad es mejorar la calidad del servicio.

22 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Aunque desde hace seis meses se cuenta con un sistema de acueducto más eficiente, el agua es afectada por la presencia de hierro. La planta de tratamiento requiere, además, algunos ajustes.

Gómez Mancera, quien se presentó de nuevo a la elección popular y salió elegido pese a la controversia, señala que aprovechará este año y medio de mandato para la tarea. También plantea ampliar la cobertura educativa El municipio se surte de la quebrada Santafereña y la desembocadura del embalse Tominé. A esta segunda fuente llegan aguas del río Bogotá, que traen el hierro.

Luis Angel González, quien estuvo encargado en los últimos meses de la alcaldía y ayer la entregó a Gómez Mancera, asegura que el problema se presenta cuando el agua del Bogotá entra al embalse, pero se están adoptando acciones para un suministro purificado a los usuarios .

El servicio tiene un cien por ciento de cobertura del área urbana, donde residen 2.200 de los 11.500 habitantes de Sesquilé. El alcalde Gómez Mancera considera que es necesaria la optimización de la planta.

Los 25 millones de pesos para esos trabajos fueron asegurados por la gobernación.

Mientras tanto, se destinarán 40 millones al alcantarillado de la vereda La Playa.

Según las autoridades locales, Sesquilé avanza en un proceso para mejorar sus condiciones sanitarias. Hace dos años fue puesta en funcionamiento la planta de tratamiento de aguas negras para evitar que cada año cerca de 200 millones de litros de aguas contaminadas afecten el río Bogotá.

El municipio descargaba 518 metros cúbicos de agua contaminadas por día, equivalente a 518.000 litros diarios. La planta tiene capacidad para depurar las aguas negras en un 90 por ciento.

A forma simultánea a la construcción de la planta de tratamiento, fue instalada la nueva red de alcantarillado, lo que favoreció la salubridad de los pobladores de Sesquilé y la cuenca baja del río Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.