COLOMBIA Y E.U.: HACIA EL ENFRENTAMIENTO AÉREO

COLOMBIA Y E.U.: HACIA EL ENFRENTAMIENTO AÉREO

En una determinación sin antecedentes, el Gobierno de los Estados Unidos notificó ayer que cerrará la posibilidad de que la aerolínea Avianca pueda seguir volando entre las ciudades de Bogotá y Nueva York.

22 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Aunque no especificó la fecha a partir de la cual se ejecutará esa decisión, en un comunicado oficial divulgado por la embajada norteamericana en Colombia, el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció que ahora sí aplicará sanciones contra la aerolínea.

De inmediato, el Gobierno colombiano advirtió que responderá con la misma moneda.

En un fuerte pronunciamiento, la Aerocivil anunció que de aplicarse las sanciones contra Avianca...se obligaría a las autoridades aeronáuticas de Colombia a estudiar medidas que contrarresten esa determinación sancionatoria .

De acuerdo con fuentes oficiales, que pidieron no ser identificadas, estas medidas podrían contemplar la restricción a las operaciones aéreas que cumplen las aerolíneas estadounidenses en nuestro país.

Como se recordará, el propio presidente Samper afirmó el pasado jueves que Colombia podría prohibir el ingreso de aviones procedentes de los Estados Unidos.

Sin embargo, la advertencia del jefe del Estado hacía referencia al eventual caso de que el país del norte aplicará sanciones comerciales contra productos colombianos, como consecuencia de la determinación de la Cámara de Representantes de absolverlo en el juicio que se le seguía por supuesta infiltración de dineros del narcotráfico a su campaña.

No obstante, el Departamento de Estado dijo que esta acción no está relacionada con la cooperación y desempeño de Colombia en la lucha contra las drogas .

Señaló que las sanciones están basadas en la Ley de Prácticas Justas de Competencia en el transporte Internacional Aéreo y están basadas únicamente en la negación de los colombianos de nuestros derechos de aviación contemplados en el acuerdo bilateral de transporte aéreo existente desde 1956 entre los Estados Unidos y Colombia .

El conflicto se produce en momentos en que las relaciones de ambos países atraviesan una fase crítica por los cuestionamientos del gobierno de los Estados Unidos a la actuación del gobierno colombiano en aspectos como la lucha contra las drogas y la supuesta infiltración de dineros de las mafias a la campaña presidencial.

American vs Avianca La razón del enfrentamiento aéreo entre los dos países radica en la negativa de la Aerocivil a permitir el reingreso de la compañía estadounidense American Airlines a prestar servicios en la ruta Bogotá-Nueva York.

Para la Aerocivil es claro que las aerolíneas norteamericanas pretenden abarcar, de manera desproporcionada, las rutas a Colombia, precisamente en un momento en el que se observa un descenso en los indicadores de tráfico aéreo.

En contraste, dice la Aerocivil, las aerolíneas colombianas enfrentan desde octubre del año pasado restricciones en sus operaciones a Estados Unidos, como resultado de la rebaja de Colombia a la categoría II por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA) norteamericana.

Estas restricciones se reflejan en la imposibilidad de las compañías colombianas de aumentar o cambiar sus aeronaves ni sus rutas a los Estados Unidos, por cuanto la FAA no lo permite , agrega la Aerocivil.

Las delegaciones de ambos países estuvieron en Washington conversando en los tres últimos días sobre la petición de American Airlines de operar de nuevo entre Nueva York y Bogotá, pero no hubo acuerdo y ayer en la mañana se rompieron las negociaciones.

Según el Departamento de Estado, el receso en las conversaciones se produjo cuando los negociadores llegaron a un impasse sobre las solicitudes de las aerolíneas estadounidenses para ejercer sus derechos bajo el acuerdo bilateral existente desde 1956.

En su declaración, el Departamento de Estado dijo que se trataba de la segunda ronda negociadora en la que los delegados colombianos se negaron a permitir que aerolíneas estadounidenses iniciaran nuevos servicios en el mercado colombo-americano, y es un derecho que existe bajo el Acuerdo de Aviación Civil Bilateral de 1956 .

Cuando la delegación estadounidense anunció la adopción de sanciones contra Avianca, el director de la Aeronáutica, Abel Jiménez, cabeza de la representación colombiana rechazó ese procedimiento por considerar que no está previsto en el acuerdo de transporte aéreo.

Jiménez lo calificó como otra medida unilateral violatoria del mismo convenio y del principio de reciprocidad que es la base de los Acuerdos internacionales .

Aunque ambas autoridades aeronáuticas fueron claras en sus advertencias de veto, fuentes de la industria consideraron que es muy posible que estas restricciones no se apliquen pues quedó la posibilidad de una nueva reunión de las dos partes antes de 30 días en Cartagena.

La historia El conflicto surgió el pasado 29 de mayo cuando el Departamento de Transporte de los Estados Unidos admitió una demanda presentada por American Airlines contra Avianca.

El reclamo de la aerolínea norteamericana surgió porque la Aeronáutica Civil de Colombia le negó la posibilidad de retomar los vuelos en la ruta Nueva York-Bogotá, que había dejado de operar en 1993.

Según los reglamentos internos de aviación, aplicados por la Aerocivil, cuando una aerolínea abandona un itinerario durante un año pierde el derecho a seguir operando y debe presentar una nueva solicitud y someterse a los trámites de la adjudicación a través de audiencia pública.

Sin embargo, American rechazó esa posibilidad y demandó a Avianca, su rival colombiana en esa ruta, con el objetivo de que la Oficina Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) le suspendiera ese mismo itinerario.

Cabe destacar que el interés de American en reingresar en la ruta se produjo en momentos en que la Continental Airlines, su competidora directa en Estados Unidos, logró la autorización de la Aerocivil para operar entre Bogotá y Nueva York, luego de someterse al procedimiento de la audiencia pública.

Por qué American no cabe en la ruta Nueva York-Bogotá? El tema que a la postre llevó al rompimiento de las discusiones ayer, fue la negativa de la Aerocivil a aceptar de nuevo el ingreso de American Airlines en la ruta Nueva York-Bogotá.

La siguiente es la explicación de la Aeronáutica: Si bien hasta el mes pasado, la ruta solo era atendida por Avianca con un vuelo diario, se ofreció, en aras de la igualdad de oportunidades, autorizar a una empresa norteamericana no obstante las restricciones unilaterales que existen sobre las aerolíneas colombianas.

Así, en mayo pasado, la Aeronáutica Civil, previo cumplimiento de los requisitos previstos en la ley colombiana autorizó la única solicitud presentada a esa fecha que corresponde a la empresa Continental Airlines para efectuar otro vuelo diario en el mercado Nueva York-Bogotá duplicando de esta manera la oferta de servicios.

Sin embargo, el departamento de Transporte de los Estados Unidos requiere que se le otorgue también permiso a American Airlines para operar otro vuelo diario en esta misma ruta. Conforme con las estadísticas disponibles sobre tráfico transportado en esa ruta, la Aerocivil demostró ante la delegación de Estados Unidos que de permitirse este vuelo, el mercado debería crecer más del 200 por ciento en un año, para que los vuelos fueran económicamente viables .

Según la Aerocivil, una situación similar se presenta en el mercado de carga aérea a Miami, que en los últimos tres años se encuentra estancado, y en lo corrido de 1996 muestra tasas negativas de crecimiento. Actualmente operan cinco aerolíneas de Estados Unidos y cinco de Colombia. De nuevo, no obstante las restricciones unilaterales de la FAA sobre las aerolíneas colombianas, la Aerocivil autorizó la operación de otra empresa norteamericana en mayo pasado. A pesar de ello, el departamento de estado ha insistido en que se autoricen dos empresas estadounidenses adicionales, con lo cual, el desbalance en carga se gravaría, quedando ocho empresas norteamericanas frente a cinco colombianas .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.