IRAK ACEPTA DIÁLOGO CON ESTADOS UNIDOS EL 9 EN SUIZA LA PAZ SE JUEGA EN GINEBRA

IRAK ACEPTA DIÁLOGO CON ESTADOS UNIDOS EL 9 EN SUIZA LA PAZ SE JUEGA EN GINEBRA

A 11 días de cumplirse el plazo fijado por el Consejo de Seguridad de la ONU, el gobierno de Irak aceptó ayer la propuesta que le hizo el jueves el presidente de Estados Unidos, George Bush, de reunirse en Ginebra para tratar de impedir la guerra en el Golfo Pérsico. El sí dado por el gobierno de Saddam Hussein permite que el próximo miércoles se reúnan en Ginebra (Suiza), el secretario de Estado estadounidense, James Baker, y el canciller iraquí, Tarek Aziz.

05 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Sobre la decisión de Irak, la Casa Blanca dijo que se sentía alentada por la noticia y que ello nos hace concebir alguna esperanza .

Baker afirmó que los negros días de la cruel ocupación iraquí están contados y que Irak debe escoger entre abandonar el territorio de su vecino pacífico o arriesgarse a sufrir consecuencias catastróficas .

Aziz confirmó que su gobierno aprovechará las conversaciones para poner de relieve su compromiso con los derechos del pueblo palestino a contar con una patria, además de tener a Jerusalén como la capital del estado de Palestina.

La aceptación iraquí se conoció después de la reunión de emergencia sostenida por el Consejo del Comando Revolucionario que preside Hussein.

Ayer mismo se supo del ofrecimiento de los ministros de Relaciones Exteriores de la Comunidad Europea (CE) para preparar una eventual entrevista con dirigentes iraquíes el 10 de enero, en Luxemburgo.

La propuesta fue presentada en una sesión de conversaciones urgentes a puerta cerrada de los 12 cancilleres de la CE.

El representante francés, Roland Dumas dijo que Europa no podía quedarse con los brazos cruzados ante la crisis del Golfo.

El paso dado ayer por Saddam enfría las acusaciones que se han lanzado mutuamente Estados Unidos e Irak y da una luz para la solución pacífica del conflicto.

El gobierno de Irak aceptó ayer la propuesta que le hizo el jueves el presidente de Estados Unidos, George Bush, de mantener conversaciones en Ginebra sobre la crisis en el Golfo Pérsico. El secretario de Estado estadounidense James Baker y el canciller iraquí Tarek Aziz se reunirán el 9 de este mes en la capital suiza.

Al respecto, la Casa Blanca dijo que se sentía alentada por la noticia y que ello nos hace concebir alguna esperanza .

Auncuando no tenemos detalles todavía, es una señal alentadora saber que por lo menos están dispuestos a conversar sobre el tema , dijo Marlin Fitzwater, el portavoz de la Casa Blanca. Por otro lado, Baker dijo que los negros días de la cruel ocupación iraquí están contados y que Irak debe escoger entre abandonar el territorio de su vecino pacífico o arriesgarse a sufrir consecuencias catastróficas .

Fitzwater dijo que Bush se propone, además, hablar al país por radio hoy a fin de poner al día a su pueblo acerca de las iniciativas diplomáticas para sacar a Saddam Hussein de Kuwait, y acerca del temor y el sufrimiento que este le ha infligido al pueblo kuwaití. El mensaje de seis minutos será transmitido al mediodía.

Por su parte, Aziz formuló su declaración y confirmó la reunión con Baker en Ginebra, luego que el Consejo del Comando Revolucionario (de seis miembros) mantuvo una sesión de emergencia en Bagdad con el fin de considerar la propuesta estadounidense.

Asimismo, señaló que su gobierno aprovechará las conversaciones para poner de relieve su compromiso con los derechos del pueblo palestino a contar con una patria, además de tener a Jerusalén como la capital del estado de Palestina.

Aziz señaló en su declaración que el gobierno iraquí desearía que la administración de George Bush se comporte con mayor respeto, en cuanto al derecho de cada país de fijar fechas para que sus presidentes se reúnan con dignatarios extranjeros.

Esto lo dijo, aparentemente en alusión a la negativa de Bush de aceptar la fecha propuesta originalmente por el presidente iraquí Saddam Hussein del 12 de enero, por ser demasiado cercana al plazo fijado por el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que Irak se retire de Kuwait.

La noticia de la aceptación de las conversaciones por parte de Irak coincidió con un anuncio de que Bush se reuniría el sábado con el secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar.

El funcionario visitará a Bush en el retiro presidencial campestre de Camp David y almorzará hoy con el mandatario y el asesor de seguridad nacional Brent Scowcroft. Los tres pasarán revista a la situación del Golfo y a los esfuerzos de la comunidad internacional por poner en vigor las resoluciones de las Naciones Unidas sobre Irak y Kuwait.

Por su parte, los ministros de Relaciones Exteriores de la Comunidad Económica Europea (CEE) se reunieron ayer en Luxemburgo para preparar una eventual entrevista con dirigentes iraquíes. El canciller francés, Roland Dumas, propuso a los Doce formular una invitación para hacer una reunión con Tarek Aziz el 10 de enero.

Dumas presentó a sus colegas un plan en siete puntos, centrado en la invitación y recogiendo la idea francesa de que una retirada iraquí facilitaría una discusión sobre todos los otros problemas de Oriente Medio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.