DEPRESIÓN EN VENTAS Y PRODUCCIÓN DE CARROS

DEPRESIÓN EN VENTAS Y PRODUCCIÓN DE CARROS

La venta de vehículos, que hace dos años estuvo en un tope máximo de 59.698 unidades, no alcanzó a llegar a las 50.000 unidades en 1990, debido a problemas ligados con la desaceleración económica, inseguridad y altos impuestos. El año pasado la demanda de automotores se redujo entre el ocho y el nueve por ciento en comparación con 1989, registrando así una continua depresión del sector.

04 de enero 1991 , 12:00 a.m.

De acuerdo con las cifras preliminares, en 1990 se vendieron 4.736 unidades menos que en 1989, año que no fue, tampoco, el mejor para la industria automotriz.

La producción, que entre enero y diciembre de 1989 llegó a 53.677 unidades, se redujo a 40.048 en el período enero-noviembre del año que acaba de terminar. Las ventas de vehículos en el país durante 1990 continuaron mostrando tendencias negativas, pese a que la economía en su conjunto creció más de lo esperado.

La producción de automotres también fue inferior a la registrada en el año inmediatamente anterior, de acuerdo con cifras por consolidar en poder del ministerio de Desarrollo y la Superintendencia de Industria y Comercio.

Durante 1990 la colocación de automóviles en el mercado nacional se redujo en más de 4.700 unidades, cifra que en comparación con 1989 representada una caída cercana al nueve por ciento.

Mientras en 1989, que no fue el mejor año para esta industria, se vendieron 53.220 automotores, en el año que acaba de terminar la demanda descendió a 48.400 vehículos apróximadamente.

Si se compara esta cifra con 1988, cuando las ventas alcanzaron las 59.698 unidades, la caída es de algo más de 11.000 automotores en los últimos dos años.

Hay varios factores que han influído en el comportamiento del mercado automotor: desaceleración de la actividad económica, pérdida del poder adquisitivo de los potenciales clientes, alza progresiva en los precios de los vehículos y altos impuestos.

Según las cifras preliminares, las ventas en 1990 fueron inferiores en 6.478 unidades frente a 1989. Segmentos como el de camperos ganó espacio en el año, más no así el conformado por automóviles.

La producción de vehículos hasta noviembre llegó a 40.048, cifra inferior a la de el mismo período de 1989. En toda la vigencia anterior las tres ensambladoras (Sofasa, Colmotores y la Compañía Colombiana Automotriz) fabricaron 53.677.

Entre enero y diciembre del año pasado la producción tuvo el siguiente comportamiento: Renault (12.043 unidades), CCA (19.101) y Colmotores (22.533).

Hasta noviembre de 1990 los registros que lleva la división de industria del ministerio de Desarrollo indican la siguiente evolución: CCA (17.608), Sofasa (8.741) y Colmotores (13.699).

Renault, cuyo 49 por ciento de la participación accionaria, la tuvo el Estado a través del Instituto de Fomento Industrial (IFI) hasta 1988, no muestra mayores signos de recuperación, habiendo perdido un importante segmento del mercado.

En 1989, por ejemplo, su participación fue del 23.15 por ciento, frente a 26.29 por ciento de 1988. El año pasado tampoco fue bueno, pues fue precisamente cuando se realizó la parte crítica del programa de ajuste.

A partir de mediados del próximo año, Renault entrará a produccir camperos debido a la venta del 17.5 por ciento de sus acciones a la multinacional Toyota y del 7.5 por ciento a la también firma japonesa Mitsui.

Esta compañía es la única que no tiene actualmente en el mercado nacional este tipo de vehículos.

Por el contrario a lo que sucede con Renault, la Compañía Colombiana Automotriz ha venido ganando espacio. Pasó de representar el 30.15 por ciento en el total del mercado nacional en 1988 al 34.5 por ciento en 1989. Y en 1990fue la que registró un mejor comportamiento al crecer en más del 3.5 por ciento en 1990.

Esta empresa, cuyo 70 por ciento de las acciones estaban en cabeza de firmas colombianas como Granfinanciera S.A., los bancos de Colombia, Tequendama, Santander y Cafetero, Industrias Kapitol, IFI, Fondo de Garantías y Autopiezas Salka, pasará a ser netamente de capital japonés.

Sus dos socios, que representaban el restante 30 por ciento de las acciones (Mazda Motor Corporation y Sumitomo Corporation) finiquitarán próximamente la compra de la parte colombiana.

Por su parte, Colmotores ha mantenido sus niveles de participación en el mercado. Pasó del 43.56 por ciento en 1988 a 42.35 por ciento en 1989. Estas cifras involucran todo su segmento de producción, pues en automóviles tiene el 26.7 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.