DE LA CANCHA A LA MÁQUINA DE ESCRIBIR

DE LA CANCHA A LA MÁQUINA DE ESCRIBIR

Por estos días nos imaginamos al espigado negro Arnold Chará, en Bucaramanga, con la delegación de atletismo de Bogotá. Concentrado y preparándose para la exigente prueba del decatlón, pero al mismo tiempo robándose tiempo para escribir sus notas para el Diario Deportivo, publicación en que trabaja como redactor.

23 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Ya se acostumbró a ello, como en los Juegos Nacionales de Barranquilla-92 y los Juegos Bolivarianos del Bolivia-93. Y hasta que terminen estas justas Santander-96 sacará, religiosamente, así sea un segundito para reseñar las olimpiadas nacionales.

Pedro Valdés, quizás el más estudioso de los comentaristas cartageneros dedicados al fútbol, no se lamentó de irse pronto de Barrancabermeja -por la eliminación, por supuesto que sí- al escoger la dirección técnica de la eliminada aquí Selección Bolívar y desechar la oferta de RCN para comentar el balompié de las olimpiadas colombianas.

En esta semana, Pedro, que vibra con el fútbol hasta el punto que su hijo Pedro Junior era miembro del combinado eliminado y el menor, Leo, pertenece a la Seleccionado Juvenil, orienta en Cartagena su escuchado espacio deportivo Voces del Fútbol, por Antenas 2. Y, a lo lejos, expresa sus opiniones.

La prensa y el deporte van de la mano. No solo por el cubrimiento de los medios a las actividades, sino por la presencia de periodistas en las diferentes delegaciones, como entrenadores o deportistas.

Estos Juegos no son la excepción. Solo que ahora, como pocas veces, hay el aporte de una dama: la rubia basquetbolista bogotana Jessel Aparicio, reportera de la Sección Bogotá del noticiero de televisión AM-PM.

De 23 años, jugadora desde hace 14 e integrante de selecciones capitalinas desde la categoría junior junior hasta ahora en mayores, la alera (1.70 metros de estatura y virtuosa en lanzamientos de tres puntos) vino a Barrancabermeja, sede del baloncesto femenino, con la condición de jugar. Y si quedaba tiempo, entonces echaba una manito para el cubrimiento del informativo.

La semana anterior apenas entregué resultados. Para el noticiero de mañana (ayer) no sé, de pronto porque vea que luchamos por la clasificación a disputar una medalla, al menos la de bronce , dice la comunicadora social de la promoción del 94 de la Universidad Central, que comenzó como reportera deportiva en Grand Prix y siguió a Criptón, llevada por Esteban Jaramillo, hasta vincularse, hace 16 meses, con AM-PM, noticiero que le facilita escaparse todas las noches para entrenar.

Está acreditada con la credencial letra C , reservada a los atletas, pero piensa como deportista y periodista. Estos Juegos son una experiencia agradable. Pero veo que los noticieros de televisión ignoran las competencias y el sacrificio, porque la mayor parte del tiempo es para el fútbol. Es una lástima. Aquí hay muchos enfoques humanos y deportivos que se debería aprovechar... .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.