EL PARQUE DE BARRIO

EL PARQUE DE BARRIO

Hace un tiempo apareció en esta columna un muy optimista artículo sobre los parques en Bogotá y la participación de la Administración Distrital en este frente de trabajo. Ojalá algo de lo dicho por el columnista fuera verdad. En otra ocasión hablaremos de los grandes parques de Bogotá. Por hoy quiero llamar la atención sobre un hecho preocupante para todos los ciudadanos: el parque de barrio tiende a desaparecer o se ha convertido en un sitio peligroso y antiestético.

24 de junio 1996 , 12:00 a.m.

El parque de la calle 93 con carrera 13 nos produce envidia a todos los habitantes porque con la ayuda privada pasó de su antigua condición de muladar a ser un ejemplo de espacio público. Tiene árboles recuperados, pasto verde, caminos, bancas, iluminación y todo lo básico que debe tener un parque.

Hay en la Secretaría de Obras Públicas una sección llamada Parques y Avenidas. A estos señores quisiera preguntarles por qué se ha abandonado la idea del parque de barrio. Era el lugar a donde las personas llevaban a sus niños pequeños a pasear en el coche o el triciclo y donde la gente se sentaba a disfrutar del sol y hasta a encontrarse con amigos. Era básicamente un lugar de reunión ciudadana, al cual se daba mantenimiento y seguridad.

Esto hoy en día parece más leyenda de otro planeta.

Los baldíos que antes se llamaban parques son, en la mayoría de casos, la cancha de fútbol de los obreros de la construcción más cercana, cuando el arrume de desperdicios y basura lo permite.

Hace algunos años y por disposiciones de planeamiento urbano, todos los barrios a cualquier nivel, tenían su parque público. Los lugares más tradicionales de Bogotá tuvieron su parque famoso. El parque de Teusaquillo destacado por su buen diseño y arborización. El parque del Brazil con sus pérgolas de enredaderas florecidas. El parque de La Independencia que cumplió una función histórica con ocasión del cuarto centenario, después sufrió el machetazo de la avenida 26 y ahora, felizmente, está en vía de recuperación. Los pequeños parques del Bosque Izquierdo que son varios y muy bellos, donde hace años no pasa ni un jardinero de Obras Públicas a ver si todavía existen y que están corriendo el inminente peligro de ser zonas de invasión tugurial.

En fin, pregunto cuál es la política distrital frente al concepto del parque del barrio? debe convertirse en el botadero de basura del sector o lo privatizamos para construir en él un edificio inteligente ?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.