Secciones
Síguenos en:
MENTO , EL ABUELO DEL REGGAE

MENTO , EL ABUELO DEL REGGAE

Cuando los jóvenes blancos de las enormes haciendas jamaiquinas organizaban sus fiestas, los esclavos tenían la posibilidad de hacer las suyas. Por supuesto, siempre y cuando mantuvieran su distancia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de agosto 2001 , 12:00 a. m.

Cuando los jóvenes blancos de las enormes haciendas jamaiquinas organizaban sus fiestas, los esclavos tenían la posibilidad de hacer las suyas. Por supuesto, siempre y cuando mantuvieran su distancia.

El problema era que mientras la fiesta blanca terminaba muy temprano, la negra seguía hasta el cansancio. Y como los jóvenes blancos siempre querían más, les tocó abrirle paso a la música cadenciosa, pegajosa y vibrante de los esclavos.

Así nació la música mento, antecesora de ritmos más contemporáneos y populares en todo el mundo como el reggae y el ska, también de origen jamaiquino.

Por eso, Joyce Campbell, consultora de manifestaciones folclóricas de Jamaica, afirma categóricamente y con todo el orgullo del caso que el mento es el origen de la música, el sabor y el ritmo.

Campbell acompaña a la Blue Gaze Mento Band, la agrupación jamaiquina más importante de este género musical, que por estos días visita Cartagena como parte del V Seminario Internacional de Estudios del Caribe, que se realiza en esta ciudad.

Vincent Prize, clarinetista y voz principal de la Blue Gaze, explica que si bien el reggae es nieto del mento, las diferencias entre los dos movimientos musicales son bien diferentes. "El tiempo musical en el mento es mucho más rápido -afirma- además la riqueza instrumental y rítmica es mayor".

Otra de las características del mento es que desde sus comienzos fue, como el blues en Estados Unidos, el medio de expresión musical de las negritudes.

"Las letras de las canciones del mento -dice Prize- hablan de los problemas de pareja, del amor, pero también de los problemas sociales y la cotidianidad de nuestra gente".

Claro que las letras del mento también se han caracterizado por su osadía . "Siempre las líricas del mento han sido muy arriesgadas (doble sentido) -opina Campbell- por eso en ciertos círculos alguna vez se prefirió solo la música, sin letras".

A pesar de ser parte fundamental del folclor jamaiquino, no ha alcanzado la difusión ni la popularidad que logró por ejemplo el reggae.

La consultora comenta: "desde hace algunos años se instauró el mento como cátedra en algunos colegios y escuelas de Jamaica. Por eso ahora no solo tenemos un semillero de jóvenes estudiantes sino también de jóvenes talentos del mento".

La Blue Gaze fue fundada a comienzos de los años 60 y desde entonces ha recorrido el mundo entero con su música. En el mento es característica la utilización de diversos instrumentos, como el clarinete, el saxofón, las maracas, la pandereta, el banjo y la guitarra.

En Cartagena ofreció en la tarde del martes dos presentaciones. Una en el barrio popular Porvenir y la segunda en la Alcaldía de Cartagena. Esta agrupación está integrada por Vincent Prize, Nelson Chambers, Thomas Hamilton, Kenneth Barrell y Randall White.

Le champete.

Antes que ser música del Caribe, la champeta era "música de negros". Esta una de las conclusiones a las que llegó la investigadora francesa Elizabeth Cunin, luego de su investigación sobre este género musical cartagenero para la Universidad de Toulusse.

"Lo más asombroso comenta es ver cómo se ha popularizado la champeta. Porque antes era estigmatizada. Era vista como música de negros. Ahora se baila en todas las discotecas".

"La paradoja -afirma- es que la champeta, a pesar de ser de origen africano y de ser tocada por negros, en su mayoría, este grupo étnico no se siente identificado con ella".

En la actualidad, Cunin se encuentra trabajando en una investigación conjunta con la Universidad del Valle, para comparar culturalmente las manifestaciones de rap y champeta en Bogotá, Cali y Bogotá.

FOTO.

LOS INTEGRANTES DE la Blue Gaze Band se presentaron frente a los habitantes del barrio Porvenir de Cartagena. Manuel Pedraza / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.