EN LIQUIDACIÓN M Y M

EN LIQUIDACIÓN M Y M

Dentro del proceso de liquidación en que se halla Mecanizados y Motores, con sede en Duitama, sus trabajadores han pedido que como los avalúos de la empresa equivalen a 15.672 millones de pesos y las deudas laborales suman más de 22 mil millones de pesos y, además, están calificados por la Superintendencia de Sociedades como primeros acreedores, se la entreguen a ellos en dación de pago, según lo contempla el Artículo 198 de la Ley 222 de 1995.

24 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Dentro del proceso de liquidación en que se halla Mecanizados y Motores, con sede en Duitama, sus trabajadores han pedido que como los avalúos de la empresa equivalen a 15.672 millones de pesos y las deudas laborales suman más de 22 mil millones de pesos y, además, están calificados por la Superintendencia de Sociedades como primeros acreedores, se la entreguen a ellos en dación de pago, según lo contempla el Artículo 198 de la Ley 222 de 1995.

Esa propuesta no la descarta el liquidador, quien antes de dar el sí prefiere buscarle otras salidas a la misión que le encomendó la Superintendencia de Sociedades. Una de éstas ha sido proponer la cancelación de los derechos ciertos (lo de ley) a los trabajadores más el 20 por ciento del valor de la indemnización en el término de 18 meses.

Esa propuesta no nos conviene por el plazo de pago. Hemos pedido que se eleve la tabla de indemnización y que el pago se haga de contado , dijo Néstor Piragauta, presidente del Sindicato de Trabajadores de Sintrauto Duitama y miembro de la junta asesora del liquidador, quien indicó que tal fórmula beneficiaría a 155 trabajadores y a 50 más entre los que se incluyen mandos medios- los dejaría como socios de la factoría y de esta manera proseguir la actividad industrial.

En cuanto a la propuesta de los trabajadores, el liquidador Alvaro Roberto Rivas Patiño, dijo que es posible concretarla en la medida en que nosotros no encontremos en un tiempo razonable un comprador, y atendiendo las necesidades y las inquietudes de los mismos trabajadores que conocen muy bien el desarrollo operacional de la planta se haría lo que llama la leyun plan de pagosi , debidamente estructurado y bajo la figura de la dación en pago, en un contrato consensual con los trabajadores y demás acreedores se les entregaría proporcionalmente la planta para terminar el proceso liquidatorio .

Los trabajadores conformaron desde el 10 de junio de 2000 el Comité pro Defensa de Mecanizados y Motores en actividad , del que hacen parte trabajadores sindicalizados, no sindicalizados, mandos medios y ex trabajadores con la misión de mantener esta factoría como unidad productora y en actividad para beneficio de los trabajadores, de la región y del departamento, y buscar que la transferencia de la propiedad de los actuales accionistas se haga a personas con verdadera vocación industrial.

Los trabajadores se vienen capacitando para asumir la administración de la empresa en caso de que su propuesta finalmente sea acogida.

Según un ex trabajador de Mecanizados y Motores, la propuesta del liquidador, con las modificaciones planteadas por los trabajadores, es buena pero tiene una dificultad: se requieren cerca de 4.000 millones de pesos para pagar los gastos de la liquidación y los trabajadores no los tienen .

Los trabajadores seguiremos luchando para que el liquidador y los dueños de la factoría no continúen burlándose de nosotros ni del pueblo boyacense y si hay necesidad de hacer alguna acción para que se respeten nuestros derechos lo haremos, pues no es justo que llevemos cinco años sin salarios ni prestaciones, con la desmembración de nuestras familias y los hijos hayan quedado sin estudio , dijo Néstor Piragauta.

Entre tanto, la liquidación de Mecanizados y Motores continúa su curso en la Superintendencia de Sociedades, donde el inventario y avalúo de los bienes que es lo que se llama el patrimonio a liquidar- recibió aprobación.

Una vez la Superintendencia haya expedido el acto de graduación y calificación de créditos liquidatorios, se podrá saber quiénes son los acreedores y en qué cuantía se están presentando y cómo deberá pagárseles, según la prelación que establece la ley.

En opinión del abogado Alvaro Roberto Rivas Patiño, quien el 22 de febrero de 2000 asumió su papel de liquidador de Mecanizados y Motores designado por la Superintendencia, la liquidación de esta factoría va bien. Paralelamente al proceso de liquidación se adelanta, por autorización de la ley, un servicio de maquila a empresas tan importantes como Sofasa, Acerías Paz del Río, Fundicón, con el ánimo exclusivo de mantener los bienes en buen estado, de vigilar la factoría, de mantener la planta y sus propiedades y de pagar los principales gastos administrativos que demanda la liquidación de la empresa , precisó.

Desde abril del año pasado se tienen vinculados un promedio de 40 trabajadores -que se van rotando- dentro del concepto de prestación de servicios, sin ningún carácter laboral, para el desarrollo de la maquila que se hace a distintas empresas.

Rivas Patiño dijo que está adelantando los trámites de venta que ordena la ley porque este proceso, como cualquier otro, debe surtirse en un juzgado. En esos trámites se está invitando informalmente a algunos empresarios que puedan tener algún interés en el tema de la liquidación, de los activos. Agregó que se han hecho algunos contactos pero no se tiene ninguna oferta, ninguna perspectiva de negocio a inmediato o corto plazo.

El liquidador manifestó que su compromiso es mantener, hasta cuando sea posible, a Mecanizados y Motores como una unidad de explotación económica para que se pueda recuperar para sus acreedores, para Duitama y para bien del departamento de Boyacá. Por eso estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para no desagregar los activos que la componen sino para venderla dentro de un concepto de unidad económica para que un tercero que la compre pueda recuperarla y desarrolle toda la producción que ésta es capaz de generar. Sin embargo, eso no ha sido posible hasta el momento, pero seguimos pendientes de qué pasa sobre el particular , insistió.

Planes del liquidador.

Alvaro Roberto Rivas Patiño dice que confía en que el tema de los activos se liquide en forma gradual, ordenada y razonable, pagando la mayoría de las acreencias posibles y que, ojalá, esos activos que se liquiden, que se realicen por parte del liquidador, queden en cabeza de una empresa, nacional o extranjera, que le siga dando el brillo que anteriormente tuvo Mecanizados y Motores. Este es su Plan A.

Su mayor agrado sería verla en manos de terceras personas, que tengan en cuenta la mano de obra tan calificada de personas que en Duitama tienen mucha capacidad de manejo del sector automotor, según expresó.

Como Plan B, esperaría entregársela a los trabajadores para que dispongan con ella de la mejor manera posible y hagan su mayor esfuerzo y aprovechen toda la capacidad y sapiencia que han adquirido en más de 25 años al frente de la empresa, según manifestó.

Rivas Patiño dijo que el Plan A no lo ve muy cercano, pero no pierde las esperanzas.

La empresa Sofasa (hoy Mecanizados y Motores), que inició actividades en Duitama en 1970, está hoy sometida a un proceso de liquidación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.