DE AVILA ES LA ÚNICA DUDA

DE AVILA ES LA ÚNICA DUDA

Con la única novedad de la cojera del goleador de la Copa y del cuadro escarlata , Antony De Avila, América madrugó a llegar al aeropuerto de Ezeiza.

25 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Tras 5 horas y 35 minutos de un muy tranquilo viaje , según Alfonso Paredes, uno de los fervientes seguidores de la mechita , el avión de Avianca aterrizó en la capital argentina a las 5:30 a.m., hora local.

A esa hora, salvo los empleados de las aerolíneas y los encargados de la vigilancia y la seguridad del terminal, nadie más apareció. Se creyó que algunos hinchas del River se pegarían la madrugada, pero, ellos andaban era haciendo fila para comparar las boletas.

El frío era terrible, pero, los jugadores venían muy bien abrigados. El primero en dar la cara fue, como en los últimos partidos, el zaguero Jorge Bermúdez que, a pesar del cansancio del viaje, sonrió apenas salió y se dio una abrazo con Hernán Darío Herrera y con el empresario argentino Carlos Quieto.

De inmediato, todo el grupo al bus y 35 minutos después estaban ingresando al hotel Presidente, ubicado sobre la famosa arteria Nueve de Julio y apenas a 2 cuadras del no menos célebre Obelisco.

Desayunaron rapidito y a sus habitaciones. A las 12:30 fueron despertados, para bajar a tomar el almuerzo. Después de la una, de nuevo había tiempo para descansar y, sobre las 4:30, otra vez estaban en el bus camino a la cancha de Vélez Sarsfield, donde cumplieron un intensa práctica hasta las 7:10 de la noche.

Oscar Córdoba, que salió resentido del choque contra Millonarios el jueves pasado, por una molestia en el hombro derecho, está totalmente recuperado y será el titular mañana.

El que anda rengueando es el Pitufo , por un fuerte dolor en el talón de Aquiles de la pierna izquierda. Pero, el cuerpo médico estima que lo podrá poner a punto para el lance definitivo con River, que comenzará a las 7:15 de la noche, hora colombiana.

Mucho frío? Sí, se siente. Pero, hasta ahora es manejable, entre otras cosas porque no hay viento. Uno termina por acostumbrarse a este tipo de circunstancias , dijo Eduardo Niño.

Mientras los jugadores dormían, el gerente Alvaro Guerrero se fue a reconfirmar los tiquetes de regreso y Diego Barragán, el preparador físico, le contaba a Pedro Soma, ex jugador de los Diablos en los años 70 que, si, todo sale bien y no hay demora en el viaje, a las 5 de la tarde del jueves debemos estar aterrizando en Medellín para el juego contra Nacional .

Con el desgaste natural de jugar miércoles, jueves, domingo y los viajes como este, de todas formas siento que el grupo está en buenas condiciones , remató Barragán, que no durmió y que estaba con muchas ganas de salir a caminar un rato.

El sol se había quitado definitivamente la piyama y la avenida Nueve de julio invitaba a un paseíto...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.