EL GOL DECISIVO SE CONVIRTIÓ EN EL GOL DEL PÁNICO ...

EL GOL DECISIVO SE CONVIRTIÓ EN EL GOL DEL PÁNICO ...

Con el primer partido de cuartos de final de la Eurocopa llegó la primera prolongación y con ella la primera aplicación posible de la regla del gol decisivo . Llegó el miedo.

25 de junio 1996 , 12:00 a. m.

La prolongación de los encuentros Inglaterra-España, disputado en Wembley, y Francia-Holanda, en Liverpool, disipó las dudas. Los equipos no se lanzan al ataque desesperadamente. Les entra el miedo en el cuerpo ante la posibilidad de que una acción les deje fuera de la competición y prefieren esperar a los penales. Esa fue la conclusión de la primera experiencia.

Los espectadores prefieren mirar al suelo. Cuando Alfonso o Caminero se acercaron a la puerta con peligro en la prolongación, en Wembley, o Pedro o Djorkaeff, dispararon contra la meta del holandés Edwin Van der Sar, muchos aficionados dirigían su cabeza hacia otro lado. No se ganaba en juego o en poder ofensivo, sino en emoción.

Es verdad que a partir de ahora puede haber más ataques, como quieren la Unión Europea (UEFA) y la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), pero, estos pueden ser cardíacos. Tendrán más trabajo los médicos, pero, si la regla buscaba que el juego sea más ofensivo, los dirigentes se equivocaron.

Si cuando la prórroga tenía 30 minutos los conjuntos no arriesgaban y preferían que los penales decidieran, ahora vigilarán mucho más su defensa y abandonarán su ataque.

Siempre existirá la posibilidad de que el gol llegue en una jugada aislada. Siempre puede llegar una genialidad o la inspiración de un jugador. El balón no está quieto y, por lo tanto, existe la posibilidad de un gol, pero, los jugadores ponen poco empeño. Buena muestra de ello la dieron ingleses, españoles, franceses y holandeses.

Al final, la misma historia de siempre: los penales. Lágrimas como las que el sábado derramó el holandés Clarence Seedorf al fallar su lanzamiento que daba la clasificación de los franceses o rostros inconsolables como los que mostraban Fernando Hierro o Miguel Angel Nadal al no marcar los suyos.

Los técnicos han mostrado su oposición frontal a la regla y entre los más críticos ha sobresalido el alemán Berti Vogts.

En los cuartos de final de la Eurocopa, en dos partidos se aplicó la regla del gol decisivo aunque al final no hubo que hacer uso de ella. La primera experiencia de esta reglamentación dio la razón a los técnicos y se la quitó a los dirigentes.

Es decir, de nuevo a la FIFA le salió el tiro por la culata en su intención por ofrecer con normas de escritorio un espectáculo más ofensivo. Eso depende, única y exclusivamente, del talento del deportista...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.