Secciones
Síguenos en:
CULTIVOS ILÍCITOS ACABAN CON LA SIERRA NEVADA

CULTIVOS ILÍCITOS ACABAN CON LA SIERRA NEVADA

En el último año, los cultivos ilícitos en la Sierra Nevada de Santa Marta se duplicaron y la situación está acelerando el proceso de deforestación de los bosques primarios del macizo montañoso.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de agosto 2001 , 12:00 a. m.

En el último año, los cultivos ilícitos en la Sierra Nevada de Santa Marta se duplicaron y la situación está acelerando el proceso de deforestación de los bosques primarios del macizo montañoso.

Así lo dio a conocer el Comando Antinarcóticos de la Zona Norte al manifestar que de las 1.050 hectáreas que habían cultivadas con hojas de coca y marihuana al primero de enero del 2000, se ha pasado a casi 2 mil hectáreas, en territorios del Magdalena y La Guajira.

"El problema ambiental y social de la Sierra lo esta generando la deforestación de una gran franja de bosques para la siembra de estos cultivos, que afecta varias cuencas hídricas que sirven de abastecimiento a los acueductos de poblaciones vecinas", sostuvo el coronel Carlos Pérez Gutiérrez comandante Antinarcóticos de la Zona Norte.

Según el oficial, la concentración de estos cultivos en la Sierra Nevada de Santa Marta, en su mayoría hoja de coca, se da en las cuencas media y alta del río Palomino, sector de Marquetalia, en la parte sur de La Guajira, y los ríos Guachaca, Buritacá, Don Diego y Don Dieguito, en la zona nororiental del Magdalena.

"Son cultivos entre 2 y 5 hectáreas que los campesinos tratan de camuflar en medio de la espesa vegetación para que no sean detectados desde el aire, pero que a través de fotos satelitales tenemos su ubicación", sostuvo el coronel Pérez. Agregó que lo abrupto de la topografía del terreno impide una erradicación manual o por cualquier otro sistema de los empleados actualmente.

Para la Fundación Pro Sierra Nevada de Santa Marta, la situación es compleja. De la legendaria y exuberante Sierra queda solo el 15 por ciento de los bosques originales debido a avanzados procesos de devastación y erosión.

De acuerdo con la entidad, la responsabilidad de conservar la sierra es de cada uno de sus habitantes y de quienes se benefician de sus recursos. "Si estos se acaban no habrá futuro para nadie", advierte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.